La fibra es esencial para mantener una dieta sana, variada y equilibrada.

¿Conoces la diferencia entre la fibra soluble e insoluble?

desayuno
La fibra insoluble está presente en los cereales.
Comentar

La fibra mejora el tránsito intestinal, favorece la digestión, tiene efecto saciante, mantiene a raya los niveles de azúcar y colesterol y cuida nuestro corazón. Puede ser de dos tipos: soluble e insoluble. Cada una tiene sus propiedades y aporta unos beneficios. ¿Los conoces?

¿Qué es la fibra?

Antes de matizar las diferencias entre estos dos tipos de fibra, conviene saber qué es. En contra de lo que se tiende a pensar, no es un alimento, sino un componente de este, en concreto de los de origen vegetal. No es absorbible ni digerible por nuestro organismo, pero su presencia en nuestra dieta es de vital importancia. Se recomienda ingerir de 25 gr. a 30 gr. al día para cumplir con las necesidades diarias de fibra recomendada.

Fibra soluble vs. fibra insoluble

La fibra soluble es la que se disuelve en un medio acuoso y se fermenta en la flora intestinal. Su estructura viscosa ayuda a prevenir las diarreas,  mantiene estables los niveles de azúcar- sobre todo después de las comidas-, y ralentiza la absorción de los nutrientes, dándonos sensación de saciedad, evitando que piquemos entre horas y, por tanto, previniendo el sobrepeso.  Está muy presente en las verduras, las frutas y las legumbres. Las lentejas, las manzanas, las fresas, las nueces, la avena o las zanahorias son algunos alimentos ricos en fibra soluble.

Exceso de fibra
Puedes encontrar la fibra soluble en las verduras.

La fibra insoluble no se disuelve en agua y pasa por nuestro intestino sin cambios. Es especialmente recomendable para estimular el tránsito intestinal, para prevenir el estreñimiento, reducir los problemas cardiovasculares o controlar los niveles de colesterol. Está presente en todos los cereales integrales, en el salvado de trigo, en la piña o los guisantes.

Los especialistas recomiendan consumir un 25 % de soluble y un 75 % de insoluble del total de la fibra ingerida en el día. Evita pasarte de las cantidades recomendadas; un exceso puede conllevar consecuencias negativas.

Ahora que ya sabes la importancia que tiene la fibra en tu alimentación y los beneficios que aporta cada tipo, puedes escoger de acuerdo a tus necesidades

Últimas noticias