La decoloración del cabello es uno de los tratamientos más nocivos para la salud capilar

¿Es peligroso decolorarse el cabello?

¿Es peligroso decolorarse el cabello?
¿Es peligroso decolorarse el cabello?
Comentar

Un cambio de look, en el que nos veamos diferentes, siempre es bienvenido. Sin embargo, muchas veces recurrimos a técnicas arriesgadas que entrañan riesgos para nuestra salud capilar, como la decoloración. Es uno de los procedimientos estéticos más utilizados; también el más dañino para nuestro cabello. Te contamos por qué.

¿Cómo se hace la decoloración del cabello?

La decoloración es un proceso químico que consiste en la extracción del pigmento natural del cabello para aclarar su tono natural y prepararlo para otra coloración posterior, normalmente dos tonos inferiores al original. Para lograrlo se utilizan productos oxidantes que, para que sean efectivos, deben penetrar completamente en la raíz del pelo. Esto se consigue levantando las escamas en la cutícula externa del tallo del cabello, que son las que lo protegen.

Riesgos de la decoloración del pelo

El levantamiento de las capas protectoras del pelo hace que este pierda humedad, mostrando un aspecto más reseco, débil y quebradizo. Si, además, usamos planchas, secadores y otros productos de peinado con calor, los daños son mucho mayores. A esto hay que añadir las posibles reacciones alérgicas, los daños en los ojos o en la piel derivados del uso de los agentes blanqueadores presentes en la formulación de la decoloración.

¿Es peligroso decolorarse el cabello?
Usar planchas o secadores tras la decoloración daña más el pelo.

¿Es posible decolorar el pelo sin dañarlo?

Antes de someter a tu cabello a un proceso de decoloración, es importante que lo prepares para que su salud se vea lo menos resentida posible. Lo ideal es aplicarle, unos días antes, un acondicionamiento profundo previo al champú. Tampoco está de más que cortes las puntas abiertas, para evitar que el daño se extienda al resto del cabello.

Tras el proceso de decoloración, el pelo pierde su hidratación natural. Ayúdale a restaurar sus niveles hídricos aplicándole mascarillas o ampollas especiales. Intenta prescindir de los productos químicos, que pueden dañar o quemar aún más tu pelo, y de otros tratamientos de alisado, como el de queratina.

Últimas noticias