Curiosidades

Esta pastelería se arruina por no hacer una tarta para una boda gay

pastelería
0 Comentar

Se llama Sweet Cakes y están en Oregón, Estados Unidos. Bueno, estaban, porque han cerrado. Una pareja de lesbianas encargaron allí la tarta de su boda. Los propietarios del establecimiento, Aaron y Melissa Klein, no quisieron realizarla “por sus creencias religiosas”. Fueron denunciados por la pareja gay y tienen que indemnizarles con 130.000 euros. La razón es que al no ser una institución religiosa, no podía negarse al encargo. Fue calificado como violación de las leyes anti discriminación.

El matrimonio pastelero -que tiene 5 hijos pequeños- inició una campaña de crowdfunding y lleva recaudados 500.000 euros, con lo que van a recurrir la sentencia. “Para nosotros el matrimonio es una institución religiosa entre un hombre y una mujer. Cuando alguien me dice que su definición de matrimonio es diferente a la mía, yo no estoy de acuerdo, pero no creo que deba ser sancionado por ello. Nadie debería ser obligado a contribuir a la celebración de una idea que va en contra de sus creencias”.

Un dato curioso. Los Klein iniciaron su campaña de recaudación de fondos a través de la web Gofundme. Cuando llevaban 200.000€, les cerraron la cuenta “por no estar de acuerdo con sus acciones”. ¿Cometió esta web discriminación hacia los pasteleros, de la misma forma que ellos lo hicieron con la boda gay? ¿Tú qué opinas?

Temas

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias