Consejos

La operación bikini empieza en la cama

La operación bikini empieza en la cama
0 Comentar

Se acerca el verano. Le estamos viendo las orejas al lobo. Y comenzamos a hacer ejercicio físico para la ‘operación bikini’.

Tenemos buenas noticias. El sexo cuenta como ejercicio físico. Porque ambos provocan las mismas respuestas fisiológicas. A saber: incremento en la frecuencia respiratoria, ritmo cardíaco y presión sanguínea.

¿Esto está comprobado? Sí. Varios estudios han monitorizado lo que ocurre en el cuerpo cuando hay sexo. Con multitud de parejas y sofisticados equipos inalámbricos, la mar de modernos. Vale, no es equivalente al ejercicio físico que haces después de una hora de cardio-box. Pero todo cuenta.

¿Hemos podido comprobar en nuestras propias carnes los beneficios del sexo? No. Porque no es algo que practiquemos con una regularidad de reloj y el suficiente tiempo. Es decir, en una pareja puede ocurrir que una semana sea tres veces, en otra nada porque estás de viaje, y la siguiente una. Y no siempre tiene una duración mínima de 30 – 40 minutos.

¿Y qué pasa con el autoplacer? Si tenemos en cuenta el incremento de actividad cardíaca, sería comparable a un ejercicio ligero, como un paseíto. Pero ni mucho menos tan efectivo, físicamente, como una relación sexual. 

Según el entrenador personal Fede Delpiano, en declaraciones a Clarín “Si pensamos en los beneficios del sexo para la salud podemos compararlos con acudir frecuentemente al gimnasio. Las relaciones sexuales representan un ejercicio físico extra y está muy bien practicarlas con frecuencia. Constituyen un importante gasto calórico”.

“Durante una relación sexual de 20 minutos se consumen entre 150 y 200 calorías, el equivalente a caminar o subir y bajar escaleras. Si se utilizan las técnicas tantra, para alargar el gozo más de una hora, el gasto puede llegar hasta las 600 calorías” responde Delpiano.

Hala pues, que el verano está a la vuelta de la esquina. ¡A hacer ejercicio!

Categorías

Noticias relacionadas

Últimas noticias