Parejas

6 señales que indican que él te va a dejar

te va a dejar
0 Comentar

Mi amiga Elena ha roto con su novio. Parecían tan bien avenidos que me pilló de sorpresa. Pero a ella no. “Me lo estaba ‘oliendo’. Llevábamos unas semanas raras y me temía lo peor. Estaba distante, diferente. Simplemente las cosas no eran como antes. Hasta que en una acalorada conversación se le escapó que quería romper”.

Elena es lista y lo vio venir. En realidad todas lo somos; es sólo que muchas veces  no queremos verlo.

Y si no van bien, ¿porqué no son más claros? Hay hombres que huyen de este tipo de conversaciones. O no saben como decírtelo. También está el factor de que no quieran hacerte daño. ¿Te suena verdad? Sí, porque a nosotras nos pasa lo mismo.

Éstas son las señales:

1 “Necesito mi espacio”
Es un clásico. Si oyes esta frase, ponte en guardia, cual pointer señalando a su presa. Se puede decir más alto pero no más claro. De acuerdo: puede ser que reclame su espacio y realmente no estéis en crisis. Pero si hasta entonces su espacio eras tú y ahora necesita un perímetro de seguridad a su alrededor…¡danger! Dale espacio y a ver qué pasa. Quizá solo necesite eso.

2 Quiere guerra
Las peleas han aumentado progresivamente. Y lo peor: las inicia él. Sabe que hay determinadas cosas o comentarios que te molestan. Y los saca a colación. ¿Qué está buscando? Que te enfades mucho mucho y le mandes a la porra. El síntoma definitivo: que no quiera arreglarlo después de una discusión.

3 Distanciamiento
El más obvio es el físico: ya no hay mimos, caricias. Es más, si puede evita el contacto. “Había veces que me quitaba la mano descaradamente. ¡No se molestaba ni en disimular!”.
Vigila también si hay distanciamiento emocional: no te apoya como antes. Y el tecnológico: no contesta a tus llamadas y/o tarda siglos en devolverlas. Antes te llamaba con frecuencia y ahora si no lo haces tú…desaparecido en combate. Y qué decir de el wasap. Cuando erais tortolitos antes de darle al enviar ya tenías la respuesta. Ahora…tarda en leerlos y contesta vagamente. Si es que lo hace.

4 Eres una impresentable para él
Dicho de otra manera: llevas varios meses de relación y no conoces a su entorno. No te ha presentado a sus amigos, y mucho menos a la familia.
“Pasaba el tiempo y siempre había alguna excusa. Me preguntaba a qué estaba esperando. Finalmente lo vi claro: no estaba esperando a nada”.

5 Falta de conversación
“Antes nos pasábamos horas hablando, desde los temas más triviales a los más serios. Pero llevamos un tiempo que el salón de casa parece una biblioteca. ¡Me siento como si estuviéramos encerrados en un ascensor y tuviera que hablar del tiempo!”.
Cuando no estás a gusto con alguien, no te apetece hablar. Reflexiona si él se está comportando de esta manera.

6 Excusas, excusas
Últimamente está muy liado. Quieres comprar entradas para el teatro pero no te acaba de confirmar si puede ir. Hacer planes es planificar el futuro...y eso no le interesa nada. También es frecuente en estos casos excusas de última hora: una cena con el jefe, trabajo de última hora, una visita a sus padres. Todo sea por escaquearse.

La regla de oro: ¿qué te dice el estómago? Nuestro instinto no se suele fallar. Habla con él y quítate este peso de encima. Con suerte se trata de un malentendido y podéis seguir protagonizando vuestra love story. 

Estamos en Facebook. ¡Síguenos!

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas noticias