Consejos

6 razones por las que hacer una ‘fiesta de divorcio’

fiesta de divorcio
fiesta de divorcio
Comentar

Fiesta de divorcio y tú. ¿Qué tiene que ver contigo? Seguramente poco o nada. Pero recuerda que has pasado unos meses (o años) terribles. Desde que las cosas empezaron a ir mal, hasta ahora que ya estás oficialmente separado o divorciado.

Las fiestas de divorcio se han convertido en un gran negocio. Que incluye, por ejemplo, Paint-ball o tirarse en paracaídas. Estos saraos son vistos por muchos como de mal gusto. Y es que realmente una separación no es motivo de celebración. A lo que te animo en este artículo es a que hagas una fiesta. Sin más. Donde puedas reirte-pasar página- agradecer a tus amigos su apoyo.

Aquí van las razones:

1 Porque el proceso ha terminado
Cualquier divorcio es difícil. Y el proceso más: papeles, abogados. Quizás no haya terminado de forma muy favorable a tus intereses. Pero, por fin, ha acabado. Y eso hay que celebrarlo.

2 Para divertirte
Después de tantos meses de lágrimas, es el momento de echarse unas risas con los amigos. Eso sí, la fiesta tiene que ser muy divertida. Pide a tus amigos que te ayuden: comida, bebida y juegos. Sí, juegos. Para reíros.

3 Solo con los íntimos
No es tu puesta de largo ni tu comunicación a los solteros del mundo de que estás en mercado. Ya habrá tiempo para eso. Esta fiesta es con tus amigos íntimos. Con los que puedas desahogarte si se te escapa una lagrimita.

4 Es una catarsis
Como la primera Comunión que marca un “ya soy medianamente mayor”, votar por primera vez o sacarse el carné de conducir. Es cumplir una etapa. Esta fiesta te ayudará a pasar página mentalmente.

5 Inyección de positivismo
Si el divorcio ha sido duro, y te has cansado de oir cómo tu pareja te desprecia, una fiestuqui te va a devolver el ánimo. Porque estarás rodeado de gente que te quiere, y te lo dirá. O al menos vas a percibir su cariño.

6 Para agradecer
Ya hemos dicho que la reunión con tus amigos íntimos. Que seguro que son los que te han ayudado en el proceso. Es el momento de que sueltes unas palabras hacia ellos en el brindis.

Como ves, es un tema psicológico. Pero no dejes de hacerlo. ¡Que te diviertas!

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias