Infidelidad

Pareja liberal ‘royal’: cómo Sissi le buscó amante al Emperador

Pareja liberal ‘royal’: cómo Sissi le buscó amante al Emperador
Captura de pantalla 2015-11-27 a las 17.54.51
0 Comentar

Katharina Schratt fue una actriz austríaca que se hizo conocida en sociedad por sus dotes escénicas. Y por ser la amante del Emperador Francisco José. El marido de Sissi. Que por lo visto se parecía bien poco al de la película. Porque esta pareja real era también pareja liberal.

Katharina estaba casada con un aristócrata, pero eso poco importaba. Mejor arrimarse al Emperador que era más generoso. En vida le regaló una mansión en Viena y un palacio en Kärntner Ring. Cuando falleció, en su testamento le legó 250.000 florines, una fortuna para la época.

La dama no solo colmaba las necesidades físicas del Emperador. También las intelectuales: participaba en los asuntos de Estado, blandiendo una importante influencia sobre el Emperador. Aquí tenéis a la pareja, paseando por los jardines de palacio, en un posado robado: 

Emperador 2

¿Y cómo se lo tomaba Sissi? Pues la mar de bien; de hecho fue ella quien los presentó y fomentó la amistad. Llegó a encargar un retrato de la susodicha para que él lo colgara en su despacho. Supongo que así le dejaba tranquila, teniendo en cuenta que lo que opinaba sobre el tema nupcial: “El matrimonio es una institución sin sentido. Una es vendida a los 15 años, toma un juramento que no entiende y luego se lamenta por 30 años”.

Sissi era rarita hasta decir basta. Estaba obsesionada por su forma física y mantener los 49 cms de cintura. Sufría de anorexia y los corsés la oprimían hasta no permitirle respirar. El cuidado de su pelo le ocupaba 3 horas diarias. Si al cepillar la melena se caía algún pelo, la peluquera era reprendida. Y cada 15 días su agenda se quedaba vacía porque dedicaba el día completo a lavar el pelo con huevo y coñac.

El caso es que el Emperador y Katharina continuaron su relación – incluso después del asesinato de Sissi – hasta la muerte de éste. Por su parte, Katharina se tornó profundamente religiosa en sus últimos años. Falleció a los 87 años.

El hijo de Francisco José y Sissi, Rodolfo, siguió los pasos paternos. Aunque estaba casado, tuvo multitud de affairs, incluyendo visitas a prostitutas, por lo que sufrió varias enfermedades venéreas. Rodolfo también era majo y remuneraba los servicios prestados. A una de las prostitutas de alto standing – lo que ahora llamaríamos scort – le regaló una casa de tres plantas, joyas y dinero. A su última amante, la joven de 17 años Mary Vetsera, le disparó antes de suicidarse los 30 años. Adorable criatura.

Categorías

Noticias relacionadas

Últimas noticias