Patatas con nata

Patatas con nata
Receta de patatas con nata, un plato sencillo, vistoso y delicioso
Comentar

Las patatas con nata pueden convertirse en un delicioso pastel o un complemento a carnes y pescados de excepción. Las patatas son uno de los ingredientes que más se utilizan en la cocina, de textura y sabor suave combinan a la perfección con todo tipo de platos. Por si solas ya están deliciosas, pero si, además, las cubrimos con alguna salsa, el resultado puede ser impresionante. Las patatas bravas son exquisitas, las que llevan salsa roquefort también, pero cuando pruebes la sencillez de añadir un poco de nata y algunos ingredientes más, no vas a poder dejar de cocinarlas una y otra vez. Toma nota de esta receta de patatas con nata, son un imprescindible.

Receta de patatas con nata

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas
  • 1 diente de ajo
  • 40 gr de mantequilla
  • 250 ml de nata líquida
  • 250 ml de leche
  • 1 huevo
  • Queso rallado
  • Sal
  • Pimienta negra

Cómo preparar unas patatas con nata

  1. Empezamos estas patatas con nata al horno, buscando el mejor ingrediente principal posible. Seleccionar las patatas que darán lugar a esta delicia las que sean más bonitas y tengan más o menos el mismo tamaño.
  2. Pelaremos las patatas y las cortaremos en rodajas finas, podemos utilizar una mandolina para que queden todas más uniformes y se cocinen a la misma velocidad. Reservamos las patatas.Patatas con nata
  3. Encendemos el horno para que esté listo, lo precalentaremos a 180º. Preparamos el molde, lo engrasamos con mantequilla para evitar que nuestras patatas se peguen y sea más fácil de desmoldar.
  4. Seguimos montando las patatas. Ponemos una capa de patatas en la base. Salpimentamos y añadimos nata líquida. Espolvoreamos con queso rallado. Repetimos hasta completar el molde. La última de las capas llevará solo queso rallado por encima, no pondremos nata.
  5. Por último, ponemos la leche previamente batida con el huevo. Lo repartiremos bien por el molde. Estos dos ingredientes serán los encargados de aportar cierta consistencia a las patatas que se fundirán en una deliciosa mezcla cremosa y delicada.
  6. Ponemos las patatas en el horno a 200º unos 35 minutos, dependiendo de la medida de las rodajas. Si son más delgadas estarán antes y si las hemos cortado más gruesas esperaremos. Pinchamos con un palillo para comprar que estén bien cocinadas.Patatas con nata
  7. Cuando estén las patatas listas, sacamos el molde del horno y servimos. Estas patatas con nata pueden estar increíbles por si solas, pero también son un buen complemento de platos de carnes o pescado. Podemos darles un toque crujiente con un poco de bacon o añadir un poco de parmesano por encima.

Últimas noticias