Pollo frito con almendras

Receta de pollo frito con almendras
Receta de pollo frito con almendras
Comentar

El pollo frito con almendras es uno de esos platos fáciles de hacer, prácticos y deliciosos. Son elaboraciones especiales para disfrutar en familia y más aún para compartir con niños.

Una de las mejores formas para disfrutar el pollo guisado es esta receta. En ella, el pollo se reboza y se fríe, previamente rebozado con las almendras. De esta manera la combinación de texturas resulta un acierto.

La combinación de la carne del pollo, tierna y jugosa, con el punto crujiente del rebozado, tiene un exquisito resultado. Además, se incorporan las almendras, un alimento por demás beneficioso para la salud.

La almendra es uno de los frutos secos con mayor aporte de nutrientes. Es fuente de fibra, proteínas, vitamina B2, vitamina E, magnesio y fósforo.

Este fruto seco contiene gran cantidad de grasas, pero no se absorben en su totalidad y son de las consideradas beneficiosas. Además, las almendras son ricas en calcio y se asocian a la lucha contra el disfuncionamiento cerebral.

Está probado que tomar una porción diaria de almendra es muy recomendable para mantener el cuerpo saludable.

pollo frito con almendras

Ingredientes:

  • 3 pechugas de pollo
  • Harina
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Almendras cortadas en láminas finas
  • Aceite de oliva al gusto
  • Sal y pimienta molida al gusto

Cómo preparar pollo frito con almendras:

  1. Para que la carne coja sabor, unas horas antes de prepararla poner las pechugas a macerar con sal, pimienta y un poco de aceite de oliva. Reservar en la nevera.
  2. A continuación, trocear el pollo. Dependiendo del tamaño y la preferencia, se pueden cortar en rodajas o en tiras. Lo bueno de cortarlas en tiras es que se pueden presentar como bastoncitos, visualmente de una forma atractiva.
  3. Después se pican o machacan las almendras. Al cortarlas en finas láminas y luego mezclarlas con el pan rallado, su textura se notará y potenciará. La opción es molerlas con un mortero.
  4. En un bol, batir los huevos y salarlos levemente.
  5. Para empanar, pasar las pechugas por harina, luego por el huevo y finalmente rebozarlas con el pan rallado y las almendras.
  6. Poner aceite de oliva en una sartén y, cuando esté caliente, echar el pollo de a poco y dejarlo durante unos minutos. Dar vuelta para que se dore de ambos lados.
  7. Retirar las pechugas y colocarlas en un plato con papel absorbente.

¿Qué mejor que esta preparación para disfrutar en familia? Anímate a hacerla  y te encantará. Es una receta muy fácil de preparar, gustará a todos tus invitados y no te llevará demasiado tiempo en la cocina.

Últimas noticias