Receta de carne

Albóndigas agridulces

albóndigas agridulces
Receta de albóndigas agridulces al etilo oriental fáciles de preparar
Comentar

Las albóndigas agridulces son una tapa de esas que dejan huella en cualquier mesa. La mezcla de dos tradiciones distintas, por un lado, las clásicas albóndigas de la abuela que siempre son un acierto y por el otro, la oriental salsa agridulce. En estos dos productos culinarios, totalmente distintos, encontramos los secretos de un plato impresionante. Saber preparar unas albóndigas caseras nos ayudará a complementar cualquier pato de pasta o crear tapas de toda la vida. La salsa agridulce es un ingrediente que combina con cualquier carne, pescado o verdura, saber prepararla nos ayudará a tener siempre lista una pequeña obra maestra. Si quieres triunfar con una tapa distinta, toma nota de estas albóndigas agridulces, su sabor te sorprenderá.

Ingredientes:

  • 500 gr de carne picada
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de pan rallado
  • 1 cucharada de miel
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de Módena
  • 200 gr de tomate frito
  • 4 rodajas de piña en su jugo
  • Sal
  • Pimienta
  • Ajo en polvo

Cómo preparar albóndigas agridulces:

  1. Empezamos esta deliciosa receta preparando las albóndigas. En un bol ponemos la carne picada, lo ideal es que sea una mezcla de carne de ternera con cerdo, quedarán perfectas las albóndigas.
  2. Añadimos a este bol el huevo, el pan rallado, el ajo, la pimienta y la sal. Puedes dejar preparada esta mezcla con antelación para que se instalen los sabores. Serán la base de unas maravillosas albóndigas tradicionales.Albóndigas agridulces
  3. Haremos con esta mezcla bolas del mismo tamaño, las vamos reservando a medida que las vamos haciendo.
  4. En una sartén con un poco de aceite vamos dorando las albóndigas. Deberán quedar bien selladas, conservando en su interior cierta jugosidad, sin que queden crudas por dentro y puedan estropear el plato.
  5. Cuando estén listas, añadiremos un buen chorrito de vinagre balsámico de Módena sobre las albóndigas. Dejaremos que vayan reduciendo, removiendo de vez en cuando las albóndigas.
  6. Una vez haya reducido el vinagre, ponemos el tomate, la miel y el jugo de la piña. Mezclaremos todo bien, consiguiendo esos sabores dulces y ácidos, por efecto de estos ingredientes que irán completando las albóndigas.Albóndigas agridulces
  7. Para darle un toque extra de sabor dulce y disfrutar de las propiedades de una de las frutas más diuréticas que existe, incorporaremos a esta salsa la piña troceada. Removeremos bien para mezclarla con el resto de los ingredientes y tendremos la receta lista.
  8. Servimos estás albóndigas en frío o en caliente estarán maravillosas de todas las formas posibles. Para acompañarlas podemos poner un poco de cilantro picado por encima, le dará un punto ácido.

Últimas noticias