Patatas hasselback

Patata
Patatas: ¿engordan o no?
Comentar

La receta de patatas hasselback son un complemento perfecto a una rica cena especial. Este tipo de patatas son especiales por su forma de cocinarse, un ingrediente común que tenemos en todas las casas cobra vida y se alza hasta convertirse en algo exquisito. Estas patatas tienen su origen en los países nórdicos, esta receta proviene directamente de Suecia y llegará a tu mesa como un alimento que gustará a todo el mundo. Prepárate para una receta de patata original, sigue estos pasos y empieza a cocinar.

Las patatas son uno de los ingredientes más comunes en la mayoría de las cocinas y platos de medio mundo. Estudios recientes han demostrado que son un alimento excelente para proteger nuestro sistema contra las enfermedades cardiovasculares por ayudar a disminuir el colesterol malo que puede acumular nuestro cuerpo.

La vitamina B6 es una sustancia que promueve la renovación celular y ayuda a tener un sistema nervioso en forma. Dicen que su consumo moderado es esencial para gestionar mejor el estrés. La patata contiene un 21% del valor diario de esta vitamina que deberíamos tomar, necesaria para nuestros neurotransmisores.

Ingredientes:

  • 4 patatas
  • Mantequilla
  • Aceite
  • Sal en escamas
  • Ajos
  • Pimienta negra

Cómo preparar unas patatas hasselback:

  1. Las patatas hasselback son celebres por la manera en la que se cortan. Este primer paso es fundamental para que queden perfectas. Para evitar cortarlas del todo y dejar bien delimitadas cada tira de sabor, pondremos debajo una cuchara. Así no deberíamos tener miedo de llegar hasta el final.
  2. Las vamos perfilando una a una hasta que queden con la forma correcta. No hay que tener prisa para este paso, será el que determine el éxito de estas patatas. Una vez las tengamos listas, prepararemos el resto de los ingredientes.

    patatas hasselback

  3. Cortamos los ajos en laminas bien finas. En cada espacio que hemos dejado entre las tiras de patata que le hemos hecho, incorporaremos un ajo. De esta manera la daremos mucho más sabor. Si lo deseas, puedes poner un poco de queso o de jamón york, también quedan buenísimas.
  4. A continuación, pondremos la sal en escamas y la pimienta para darle el toque final a nuestras patatas. En el microondas calentaremos la mantequilla y la pondremos por encima, intentaremos que no quede ningún hueco sin estar relleno de esta grasa natural.
  5. Es momento de llevar las patatas al horno que tendremos previamente precalentado a 200º. En unos 40 minutos tendremos las patatas perfectamente hechas, listas para servir. Las puedes acompañar de unas cigalas al horno, estarán increíbles y combinarán muy bien con su sabor.

Últimas noticias