Al horno

Pollo a la cerveza con tomates semisecos

Pollo a la cerveza con tomates semisecos
Pollo-a-la-cerveza-con-tomates-semisecos1
0 Comentar

El pollo tiene varias cualidades que lo hacen único para la cocina. Es sano, nutritivo, bajo en grasas, está muy rico, es de lo más versátil y, además, es muy sencillo de preparar. Se trata de un alimento que nos permite multitud de elaboraciones y que, por si fuera poco, es de lo más económico.

Y como hoy nos hemos levantado con el cocinero subido, os proponemos una receta en la que experimentaremos con diversas técnicas (os aseguramos que vais a disfrutar y que el pollo no va a cobrar vida nuevamente) que nos descubrirán que no hace falta llenar de salsa un plato para darle mucho sabor a una carne.

¿Os apuntáis al reto de preparar este pollo a la cerveza con tomates semisecos?

Ingredientes:

Para el pollo:

  • ½ pechuga de pollo
  • 33 cl de cerveza rubia
  • ½ limón
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 hoja de laurel
  • ½ vaso de caldo de pollo o caldo de verduras
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Para los tomates semisecos:

  • 10-12 tomates cherry
  • ½ vaso de salsa de soja
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 2 cucharadas de vino blanco seco

Elaboración:

Pollo-a-la-cerveza-con-tomates-semisecos2

Comenzaremos preparando el pollo. Para ello, cortaremos la pechuga por la mitad a lo largo, de manera que nos queden dos filetes gruesos que salpimentaremos y meteremos dentro de una bolsa hermética de las que empleamos para congelar.

En la misma bolsa echaremos junto al pollo la mitad de la cerveza, el zumo de medio limón, el diente de ajo (sin pelar), el laurel y la miel. Recomendación: Procurad elegir un tipo de cerveza rubia que posea un cierto toque amargo para que le dé más sabor a la carne.

Cerramos la bolsa, nos aseguramos de que esté bien sellada y la agitaremos con fuerza para que todo quede bien mezclado. Una vez esté listo, la abriremos, sacaremos todo el aire y volveremos a cerrarla.

Ponemos agua en un cazo y esperamos a que ésta se caliente, momento en que introduciremos la bolsa que contiene todos los ingredientes. Bajamos el fuego al mínimo y dejamos que se cocine durante unos 20 minutos. Recomendación: Insistimos, es muy importante que la bolsa esté bien sellada para que no entre (ni salga) nada de líquido.

Con esta técnica, más que cocinar el pollo, conseguiremos que éste se impregne bien del resto de sabores y aromas que le acompañan.

Pollo-a-la-cerveza-con-tomates-semisecos3

Mientras, nos pondremos con los tomates. Hay muchísimas formas de elaborarlos, pero nosotros hemos optado por una de las más rápidas para poder tener todo terminado casi a la vez.

Precalentamos el horno a 140 grados.

Empezaremos escaldándolos. Bastará con hacerles un pequeño corte en forma de cruz y meterlos durante unos 30-40 segundos en agua hirviendo. Nota: Contad ese tiempo desde que el líquido entre en ebullición de nuevo. Transcurridos esos segundos, sacamos con ayuda de una espumadera y dejamos que se enfríen un poco para poder retirarles la piel sin quemarnos (notareis que ésta se ha levantado por las esquinas donde hemos realizado el corte y tan solo tendremos que tirar de cada una de ellas).

En un cazo ponemos, a fuego medio, la salsa de soja, el azúcar, el vinagre y el vino blanco. Removemos hasta que el azúcar se disuelva y añadimos los tomates. Dejamos durante 5-6 minutos, los sacamos, dejamos que escurran y los colocamos en una bandeja de horno previamente forrada con papel sulfurizado.

Metemos al horno y los dejamos durante unos 30 minutos vigilando siempre que no se nos quemen. La intención que perseguimos con esta técnica es la de secarlos, por lo que si, finalizado este tiempo, notáis que aún tienen cierta humedad, dejadlos unos minutos más (unos 8-10).

Cuando el pollo esté listo, lo sacaremos de la bolsa, lo pondremos en una sartén a fuego medio-alto y le agregaremos un chorrito de miel y otro de la cerveza restante que habíamos reservado al principio. Marcamos y sellamos por ambos lados y lo sacamos.

Pollo-a-la-cerveza-con-tomates-semisecos4

Para crear un buen fondo, añadiremos otro chorrito de cerveza y parte del caldo de pollo o de verduras, batimos con unas varillas sin retirar la sartén del fuego y dejamos reducir a fuego suave durante unos minutos. Recomendación: La cantidad de cerveza y de caldo que empleéis en este último paso dependerá de cuanta salsa queráis.

En un plato colocamos el pollo, encima de él, pondremos los tomates y, por último, regaremos con el fondo que hayamos obtenido de cerveza, caldo y miel.

Y ya tendremos listo este delicioso pollo a la cerveza con tomates semisecos.

Sugerencia: Aunque este pollo ya posee un sabor muy especial, podéis acompañarlo de unas ricas patatas (como estas) o chips de verduras para hacer de este plato algo redondo.

 

Resumen
recipe image
Receta
Pollo a la cerveza con tomates semisecos
Fecha

Recetas relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas recetas