Postres

Tarta fría de piña

Tarta fría de piña
Tarta-fría-de-piña1
0 Comentar

Sabemos que la fruta es necesaria y fundamental en una dieta sana y equilibrada, pero también sabemos que llegados estos días de fiestas, la dejamos un poquito aparcada y nos centramos más en otros productos que, durante el resto del año no volvemos casi a consumir como turrones, algún tipo de tarta, o mazapanes.

Quizá, una de las mejores maneras para evitar este tipo de “vacaciones pagadas” consiste en integrar este alimento en diversas recetas, así, casi de manera inconsciente, estaremos disfrutando de una buena pieza de fruta y no nos sentiremos tentados de dejarla para más tarde en beneficio de turrones, mazapanes u otros productos.

Tarta-fría-de-piña2

Para nuestra receta hemos elegido la piña, una de las frutas que, curiosamente, aumenta sus ventas ahora en Navidad.

Fresca o en almíbar, esta fruta es una de las más ricas en carbohidratos de absorción lenta, y supone una gran fuente de minerales (como el hierro, el magnesio o el zinc) y vitaminas del grupo A, B y C. tiene propiedades antioxidantes y es la mejor de las aliadas en caso de dietas de adelgazamiento por problemas de sobrepeso, ya que beneficia la depuración del organismo y ayuda a quemar grasas.

Además, posee un alto contenido en fibra y tiene propiedades antiiflamatorias.

Si a todo esto le añadimos su delicioso sabor, tendremos una de las frutas más perfectas que pueden existir.

No sabemos vosotros, pero nosotros estamos deseando repetir postre, así que, ¿comenzamos ya con esta receta de tarta fría de piña?

Se trata de una receta muy sencilla, fácil, rápida, con poquitos ingredientes y de esas que apenas manchan (esto último nos ha dejado sin palabras…)

Ingredientes:

  • 1 bote de piña en almíbar
  • ½ litro de nata líquida para montar
  • 1 sobre de gelatina con sabor a piña
  • 2 cucharadas de azúcar

Elaboración:

Para preparar esta tarta fría de piña, empezaremos abriendo el bote y colando el jugo, ingrediente que reservaremos para más adelante.

Tarta-fría-de-piña3

Trituramos con una batidora las rodajas de piña y reservamos el puré. Sugerencia: Si, una vez terminada la tarta, queréis decorarla, podéis reservar unas cuantas rodajas para ponerlas por encima.

Recuperamos el caldo que teníamos apartado y lo echamos en un cazo pequeño. Lo pondremos a fuego medio-bajo y cuando rompa a hervir añadimos la gelatina. Removemos bien con unas varillas de mano y retiramos del fuego para que vaya atemperándose.

Mientras, semimontaremos la nata y le añadiremos la piña que teníamos triturada. Movemos con una espátula de silicona, y agregamos la mezcla del jugo con la gelatina. Volvemos a remover con movimientos envolventes y vertemos la mezcla en el molde que hayamos elegido.

Lo metemos en la nevera y dejaremos que repose durante toda la noche. Recomendación: Es aconsejable mantener la tarta en el frigorífico unas 12 horas para que adquiera el punto exacto, pero si os urge demasiado podéis retirarla a las 6 horas. Aunque, insistimos, cuanto más tiempo la mantengáis enfriándose, mejor.

Una vez transcurrido ese tiempo, desmoldaremos y serviremos muy fría.

Y ya tendremos lista esta frutal tarta fría de piña.

Sugerencia: Si finalmente optáis por decorar vuestra tarta, bastará con poner o bien las rodajas enteras de piña sobre ésta o bien partirlas en trozos y dejarlos caer por encima.

 

 

Resumen
recipe image
Receta
Tarta fría de piña
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas