Pasta y Pizza

Pasta con salsa de tomate y vodka

Pasta-con-salsa-de-tomate-y-vodka4
0 Comentar

Hablar de pasta es hablar de deliciosas salsas que recubren el plato, le dan sentido, sabor, olor y color.

Si ahora mismos os preguntásemos al más puro estilo 1,2,3 responda otra vez por nombres de algunas, ¿Cuáles se os ocurrirían? ¿Boloñesa, carbonara, pesto, arrabiata, sugo…?

¿Pero qué os parecería si añadiésemos una nueva respuesta y el premio fuese una riquísima receta de pasta con salsa de tomate y vodka?

Se trata de una elaboración muy sencilla que os sacará de más de un apuro para esas cenas especiales que surgen de manera exprés y que son, sin duda alguna, las mejores. ¿Improvisamos?

Ingredientes:

  • 250 g de pasta
  • 1 cebolla
  • 3 tomates
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1 chorrito de vodka
  • Nata líquida
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Elaboración:

Pasta-con-salsa-de-tomate-y-vodka1

Comenzaremos lavando y pelando la cebolla. La picamos en trocitos pequeños y reservamos.

En una sartén ponemos unas gotitas de aceite de oliva y cuando esté caliente, añadimos la mantequilla. Bajamos la temperatura y agregamos la cebolla. Rehogamos y dejamos que se vaya pochando sin parar de remover de vez en cuando.

Pasta-con-salsa-de-tomate-y-vodka2

Mientras, escaldaremos los tomates para poder pelarlos sin problema. Para ello, pondremos agua en una olla y esperaremos a que rompa a hervir, entretanto, iremos realizando un pequeño corte en cruz en la parte inferior de cada tomate. Cuando el agua esté lista, los metemos y mantenemos hasta que rompa a hervir de nuevo (momento en que las puntas de las pieles donde hemos hecho el corte, habrán empezado a doblarse ligeramente). Los sacamos, dejamos que escurran y que se enfríen, y ya podremos pelarlos.

Los troceamos e incorporamos a la sartén donde teníamos la cebolla y la mantequilla. Removemos y conservamos a fuego suave durante unos 5 minutos.

Añadimos el vodka y movemos bien. Recomendación: La cantidad a echar de este ingrediente dependerá del gusto de cada uno, no obstante, lo aconsejable para que la salsa no tenga un sabor demasiado fuerte sería emplear medio vaso de chupito.

Salpimentamos y dejamos que reduzca durante unos 15-20 minutos. Una vez lo haya hecho, agregamos la nata (bastará con medio vaso). Removemos para que todo quede bien integrado y retiramos del fuego. Recomendación: Si eres de los que le gusta el picante hasta decir basta, puedes añadir una cayena pequeña en trocitos, pero te avisamos de que el resultado será para verdaderos valientes.

Pasta-con-salsa-de-tomate-y-vodka3

Solo quedará cocer la pasta. En una olla grande pondremos agua con un pellizquito de sal o un chorrito de aceite (dependiendo de cómo soláis hacerla) y esperaremos a que hierva para echarla. Seguiremos las indicaciones de tiempo expuestas en el paquete (que dependerá del tipo del producto que hayamos escogido) y listo. Consejo: Pese a que en algunos sitios se indica que la pasta se puede echar desde el principio en el agua (sin que ésta esté cociendo aún) es aconsejable que esperéis a hacerlo hasta que hierva, ya que se ablandará demasiado y, posiblemente, termine pasándose con facilidad.

Ya tendremos nuestra pasta con salsa de tomate y vodka preparada para servir.

Resumen
recipe image
Receta
Pasta con salsa de tomate y vodka
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas