Carne

Albóndigas en salsa con pimientos y sepia

Albóndigas-en-salsa-con-pimientos-y-sepia4
0 Comentar

Seguro que todos conocéis y habréis probado alguna vez la receta de las albóndigas en salsa. Este plato, hecho para mojar pan hasta terminar con la barra entera, es un autentico clásico de la cocina casera.

Protagonista de multitud de comidas familiares o excursiones campestres, las albóndigas admiten tantas variedades como podamos imaginar…Por eso, hoy, vamos a experimentar juntando dos sabores algo dispares; la tierra y el mar. ¿Os atrevéis con esta receta de albóndigas en salsa con pimientos y sepia?

Ingredientes:

Para las albóndigas:

  • 200 g de carne picada de ternera
  • 200 g de carne picada de cerdo
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 250 ml de caldo de carne o pollo
  • 100 ml de vino blanco
  • 1 huevo
  • Pan rallado
  • Harina de trigo
  • Perejil fresco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Laurel
  • 1-2 pimientos rojos

Para la sepia:

  • 1 sepia no muy pequeña
  • Tomate triturado
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco
  • Vino blanco
  • Sal

Elaboración:

Ponemos el horno a precalentar a 150 grados.

Comenzaremos preparando la sepia. Para ello, la lavamos bien, la secamos y la cortamos en trozos de tamaño medio.

Picamos el perejil y el ajo y lo machacamos en un mortero. Truco: Si añadís a esta mezcla un pellizquito de sal evitareis que salte posteriormente en la sartén.

En una sartén con muy poquito aceite (bastará con una cucharada) ponemos el majado del mortero y la sepia. Removemos bien para que no se nos queme el ajo y agregamos un chorrito de vino blanco. Dejamos que reduzca y añadimos el tomate triturado. Bajamos el fuego y esperamos a que la sepia se haga un poco más. Una vez lista retiramos y reservamos.

Para hacer las albóndigas necesitaremos dividir la cebolla y el ajo, ya que usaremos una parte de ellos para la salsa y otra para la carne.

Cortamos la cebolla dejando algo más de ¼ parte reservada. La pelamos, lavamos y partimos en juliana.

En cuanto a los ajos, usaremos 1, dejando el otro diente para emplearlo posteriormente. Al igual que antes, lo pelamos y picamos.

En una sartén con aceite de oliva (unas 6-8 cucharadas) añadimos la cebolla, el ajo, el laurel (con una hoja será suficiente) y dejamos que se vaya pochando a fuego muy suave. Recomendación: No pongáis el aceite a calentar con una temperatura inicial muy alta y luego la bajéis, ya que al echar los ingredientes se quemarán enseguida.

Por otro lado nos pondremos con los pimientos. Dependiendo del tamaño que tengan usaremos uno o dos, aunque es aconsejable usar poca cantidad para que le dé al plato un sabor demasiado fuerte.

Albóndigas-en-salsa-con-pimientos-y-sepia1

Los ponemos en una fuente y les echaremos un chorrito de aceite por encima. Metemos al horno y esperamos a que estén tiernos para retirarlos.

Mientras, nos pondremos con las albóndigas. Para comenzar a hacerlas, picaremos (lo más pequeño que podamos) el resto de la cebolla y el diente de ajo que teníamos reservados, y el perejil.

En un bol ponemos la carne y le añadiremos todo lo anterior (cebolla, ajo y perejil picados), el huevo, el pan rallado (1 cucharadita), un poquito de pimienta negra molida y un pelín de sal. Mezclamos bien con las manos hasta que todo quede integrado y el resultado sea uniforme.

Albóndigas-en-salsa-con-pimientos-y-sepia2

Y ya podremos darle forma a nuestras albóndigas. Para ello solo tendremos que coger una pequeña cantidad de carne y hacer una bola mediante movimientos rotativos con las manos. Repetiremos este proceso hasta finalizar todo el contenido del bol.

Albóndigas-en-salsa-con-pimientos-y-sepia3

Una vez tengamos todas las albóndigas, las pasaremos por la harina y las freiremos en abundante aceite caliente. Recomendación: Después de rebozarlas, dad unos ligeros golpecitos para que suelten el exceso de harina que puedan tener, de esta forma el aceite no se ensuciará tanto.

Recuperamos las verduras que teníamos pochando en un principio y una vez listas las añadiremos una cucharada de harina, removemos bien para que no se queme y cuando comience a tostarse le agregamos el vino. Subimos el fuego y dejamos que reduzca.

Una vez lo haga, añadimos las albóndigas y el caldo y dejamos que cueza durante unos minutos.

Agregamos el pimiento previamente cortado en trozos. Removemos.

Cuando la salsa esté casi lista, agregamos la sepia (con toda la salsa de la sartén). Removemos bien y dejamos unos 5 minutos más a fuego suave.

Ya tendremos listas nuestras albóndigas en salsa con pimientos y sepia. ¿Un consejo? Ese día no olvidéis comprar mucho pan…

 

 

 

Resumen
recipe image
Receta
Albóndigas en salsa con pimientos y sepia
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas