Sopas y cremas

Crema suave de castañas

Crema-de-castañas4
0 Comentar

La castaña es uno de los frutos secos que mejor definen esta época otoñal y, sobre todo, las fiestas navideñas.

Procedente del castaño, este fruto de sabor dulce, ha conocido todo tipo de suertes a lo largo de la historia, corriendo en riesgo, incluso, de casi llegar a desaparecer aquí en España durante el siglo XVIII debido a una dura plaga.

Crema-de-castañas1

Gracias a las propiedades que posee, su uso en cocina se ha ido extendiendo a gran velocidad, y es que la castaña supone una gran fuente de hidratos de carbono, algo que la convierte en un alimento energético que, además, pese a su condición de fruto seco, es de los menos calóricos.

Y si aún os quedan dudas de si éstas en realidad engordan tanto como cuenta la leyenda, os diremos que, precisamente, por su contenido en carbohidratos complejos (que son aquellos que se absorben de manera más lenta por nuestro organismo) sacian, y provocan un cierto efecto de plenitud, ayudando a eliminar esa sensación de hambre. De hecho, consumidas con moderación en ocasiones son incluidas,  siempre siguiendo las recomendaciones de los profesionales, en determinados regímenes de adelgazamiento.

Son ricas en potasio y en vitamina B e, insistimos, su consumo de manera razonable no es perjudicial, ¿necesitas más motivos para probar esta rica receta de crema de castañas?

Ingredientes:

  • 500 g de castañas
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 1 litro de agua
  • 100 ml de nata
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Aceite de oliva

Elaboración:

Crema-de-castañas2

Pese a tratarse de una receta sencilla, lo más pesado puede ser este primer paso en el que tendremos que pelar todas las castañas. Procuraremos quitar bien toda su piel (esa finita que encontraremos tras la cáscara) para que no proporcione un sabor amargo a la crema.

Una vez estén todas listas, las pondremos en un cazo con agua y las dejaremos cocer durante unos 25-30 minutos.

Transcurrido este tiempo, nos aseguramos de que están blandas, y si es así, las retiramos y dejamos que se vayan enfriando. Reservamos.

Crema-de-castañas3

Mientras, pelamos, lavamos y cortamos la cebolla y el puerro. Los ponemos en una sartén o cazo con un chorrito de aceite a fuego bajo y esperamos a que comiencen a pocharse. Cuando lo hagan, añadimos la cucharadita de canela y removemos bien.

Incorporamos las castañas y damos un par de vueltas. Esperamos alrededor de 1 minuto y agregamos el caldo y el agua. Salpimentamos y mantendremos a fuego suave durante alrededor de 45 minutos.

Finalizado ese tiempo, retiramos, añadimos la nata, movemos bien y trituramos con la batidora. Recomendación: Para conseguir una textura aún más suave podéis pasar el resultado por el pasapuré o chino.

Probamos, rectificamos de sal y, si nos ha quedado demasiado espesa podemos añadir un chorrito de leche para hacerla más ligera.

Y ya tendremos nuestra crema suave de castañas que podremos servir con un crujiente de jamón por encima en vasitos individuales a modo de entrante, con un salteado de setas o, simplemente con unos croutons por encima como plato principal.

Sugerencia: Si te encanta este fruto, no dudes en echar un vistacillo a nuestra receta de harina de castaña, te permitirá elaborar numerosos platos y, además, ¡no contiene gluten!

Resumen
recipe image
Receta
Crema suave de castañas
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas