Pan y bollería

Panecillo negro con salmón ahumado, queso y rúcula

Panecillo-negro-con-salmón-ahumado-y-rúcula2
0 Comentar

Si bien es cierto que los colores juegan un papel muy importante en muchos aspectos de nuestra vida, decir esto refiriéndonos al terreno culinario sería quedarnos cortos.

En la cocina, los matices, los brillos y los colores son casi casi imprescindibles, y es que aunque sea el estomago el que nos avise, son nuestros ojos los que comen primero.

Pero no se trata solo de algo estético, sino de ir más allá a la hora de usar ciertos alimentos que poseen determinadas características y explotarlas para que su sabor se acompañe de un conjunto que eleve ese plato al más alto nivel.

Nosotros hemos elegido el negro, y aunque estemos acostumbrados a asociarlo, la mayoría de las veces, a postres o arroces, hoy vamos a probarlo en algo tan cotidiano como es el pan.

Y si es verdad, como aseguran, que este color es el de la elegancia y sutileza, este plato será, sin duda alguna, la estrella de la noche. ¿Os atrevéis con un panecillo negro con salmón ahumado, queso y rúcula?

Ingredientes:

  • 200 g de harina de fuerza
  • 125 ml de leche
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 5 g de azúcar
  • 4 g de sal
  • 8 g de levadura fresca
  • 8 g de tinta de calamar
  • Salmón ahumado
  • Rúcula
  • Queso crema para untar
  • Eneldo (opcional)

Elaboración:

Comenzaremos preparando el pan. Para ello, tamizaremos la harina un par de veces y la echamos en un bol grandecito que nos permita añadir el resto de ingredientes y remover sin problema.

Desmenuzamos con las manos la levadura y la añadimos  al bol junto con la sal, el azúcar y la mantequilla (que debe estar a temperatura ambiente para que podamos integrarla bien).

Mezclamos la tinta del calamar con la leche y lo agregamos a todo lo anterior.

Mezclamos bien con una espátula hasta que se forme una masa.

Cuando esté lista, la pondremos sobre una superficie lisa (previamente enharinada) y continuaremos amasando durante unos minutos más hasta que la masa sea más consistente y no se pegue a las manos.

Haremos una bola, la tapamos con un paño de cocina y la dejaremos reposar durante 1 hora en algún sitio donde no haga frio ni haya corrientes de aire, ya que la masa no crecería.

Panecillo-negro-con-salmón-ahumado-y-rúcula1

Transcurrido este tiempo, la dividimos en varios trozos y les damos forma de bola algo achatada. Recomendación: La cantidad de cada bola dependerá del tamaño que prefiráis que tengan vuestros panecillos, aunque lo ideal es no hacerlos demasiado grandes para que no terminen resultando demasiado pesados por el relleno.

Las tapamos y dejamos reposar 30 minutos más.

Mientras, precalentamos el horno a una temperatura de 225 grados.

Pasados esos minutos, las colocaremos en una bandeja con papel vegetal y humedeceremos su superficie con un pincel de silicona. Recomendación: No es necesario empaparlas, solo pasar el pincel un par de veces.

Horneamos aproximadamente durante 10-15 minutos (dependiendo del tamaño).

Finalmente sacaremos y dejaremos que se enfríen para poder meter el relleno elegido.

Para el que hemos escogido nosotros, tan solo necesitaremos 4 ingredientes. Bastará con abrir hasta la mitad el panecillo, poner una base de rúcula, sobre esta el salmón, encima el queso (sin extenderlo demasiado) y un poquito de eneldo.

Y ya tendremos nuestro panecillo negro con salmón ahumado y rúcula… El que dijo que todo lo oscuro nunca puede ser bueno estaba muy equivocado, ¿verdad?

 

Resumen
recipe image
Receta
Panecillo negro con salmón ahumado, queso y rúcula
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas