Carne

Butter chicken

Butter-chicken3
0 Comentar

El pollo con mantequilla o Butter Chicken es una de las mejores representaciones de la comida hindú. Esta cocina, llena de exóticos olores, sabores y plagada de especias es tan sumamente deliciosa que si la comes por primera vez no dudarás en hacerlo muchas más.

Por eso, si ya eres un fan de este tipo de gastronomía o, simplemente, no quieres perder la oportunidad de probarla, no te puedes perder esta receta que es un clásico de esta cocina y  puedes encontrar en cualquier restaurante especializado… Y a partir de hoy, también en tu casa gracias a esta receta de butter chicken.

Ingredientes:

  • 300 g de pollo ya deshuesado (1 pechuga)
  • 3 cucharadas de yogur cremoso
  • 2 cucharaditas de harina de garbanzo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 trocito de jengibre fresco
  • ½  cucharadita de chile en polvo
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ½ cucharadita de garam masala
  • ½ cucharadita de cilantro en polvo
  • Zumo de ½ limón
  • Sal

Elaboración:

Butter-chicken1

Empezaremos pelando los ajos y poniéndolos en un mortero junto con el jengibre, el chile y el zumo de limón. Machacamos bien hasta obtener una especie de pasta de textura homogénea.

En un bol mezclamos el yogur con la harina. Batimos bien hasta que no queden grumos. Recomendación: Podéis utilizar cualquier tipo de yogur cremoso, el griego es ideal para este tipo de plato, pero siempre natural y sin sabor alguno.

Una vez lo tengamos listo, agregamos la pasta de jengibre, chile y ajo, el pimentón, el garam masala y el cilantro. Removemos bien para que quede todo integrado y reservamos.

Butter-chicken2

Antes de continuar con la receta, nos gustaría contaros un poquito más acerca del Garam masala, un producto no muy frecuente en nuestras cocinas pero que podéis encontrar fácilmente o, incluso, elaborar en vuestra propia casa. Originario de la India, y de algunas partes de Asia, el Garam masala consiste en una mezcla de especias secas que destacan por su toque picante (aunque éste no llegue a ser excesivo). Y aunque su composición dependerá mucho tanto del cocinero, como del plato en cuestión a preparar, normalmente tiene como base el comino, el clavo, la nuez moscada, la canela, pimienta negra o el cardamomo.

¿No os parece cada vez más apetecible esta receta? Continuamos…

Cortamos la pechuga de pollo en dados, sazonamos y la añadimos a la mezcla anterior. Pese a que ésta es la forma más habitual y común para presentar este plato, podéis optar por la que más os guste (en tiras, por ejemplo).

Movemos bien para que todo el pollo se cubra bien de este adobo y dejamos macerar en la nevera durante 5-6 horas mínimo tapado con papel film transparente.

Transcurrido ese tiempo, lo sacamos y lo echamos, junto al adobo, a una olla con un poquito de aceite de oliva ya caliente. Removemos y bajamos el fuego dejando que cueza durante unos 15-20 minutos para que el pollo acabe de hacerse.

¡Y ya tendremos listo nuestro butter chicken!

Sugerencia: Este es un plato que, además, de riquísimo es apto para celíacos. Podéis servirlo solo o acompañado de un delicioso arroz especiado y un increíble pan de pita (y sin gluten) como este.

 

 

Resumen
recipe image
Receta
Butter chicken
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas