Pan y bollería

Bizcocho de frutas confitadas (Plum cake)

Bizcocho de frutas confitadas (Plum cake)
0 Comentar

Cuenta la leyenda que un buen día en Pompeya se hallaba cocinando un señor llamado Giovanni Plum. A éste, al parecer le encantaba preparar bizcochos, y estando elaborando uno de ellos, dio la casualidad de que el Vesubio entró en erupción. Ante tal situación, abandonó la casa corriendo pero llevándose consigo el bizcocho. En su huida pasó por delante de una frutería, y debido a la lava que caía, varias frutas explosionaron haciéndose pedazos y cayendo dentro del bollo. Y de ahí su nombre; el bizcocho de Plum o Plum Cake.

Bueno, en ocasiones nos encontramos con recetas más complicadas… Pero tranquilos, que para esta ni vamos a necesitar un volcán en erupción, ni correr los 100 metros lisos plato en mano buscando la frutería más cercana que cumpla con los ángulos de trayectoria de la lava.

Éste postre, que nos recuerda a las más tradicionales meriendas británicas (de hecho, diversos datos sitúan su aparición debido a la necesidad que los ingleses fundadores del imperio colonial tenían de elaborar una tarta que aguantase sin problema durante toda la travesía), es fácil, sencillo, se conserva muy bien (realizar una travesía para comprobarlo es opcional) y es perfecto para cualquier momento que queramos endulzar.

¿Preparados para crear vuestra propia historia con este bizcocho de frutas confitadas?

Ingredientes:

  • 220 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 220 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 230 g de harina de repostería
  • 2 cucharadas de levadura
  • 125 g de fruta confitada

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180 grados.

Bizcocho de frutas confitadas (Plum cake)

Comenzaremos batiendo la mantequilla con el azúcar hasta obtener un resultado cremoso y de color blanco. Recomendación: Como hemos indicado en el listado de ingredientes, la mantequilla no debe estar fría, sacadla un poquito antes de la nevera y si no habéis tenido tiempo o, simplemente, se os ha olvidado, podéis darle un ligero golpe de calor en el microondas (sin que se funda).

Bizcocho de frutas confitadas (Plum cake)

Conseguido esto, iremos agregando los huevos de uno en uno. No echéis todos a la vez porque es importante que queden bien integrados en la mezcla y no viceversa. A medida que añadamos uno, batiremos, y así con el resto hasta finalizar con los cuatro.

Bizcocho de frutas confitadas (Plum cake)

Mezclamos la harina con la levadura y tamizamos. A continuación lo incorporamos a la anterior masa y removemos bien con unas varillas.

Troceamos las frutas confitadas. Sugerencia: Encontrareis este ingrediente en diversos supermercados, pero si preferís hacerlo casero podéis consultar la receta aquí.

Si habéis preparado este bizcocho antes habréis observado que en muchas ocasiones que casi todas las frutas quedan en la parte baja del bollo y no repartidas en él. Un truco para evitar esto consiste en pasarlas por harina antes de añadirlas a la masa.

Una vez las hayamos cortado y enharinado, las agregamos y mantenemos la mezcla sin remover demasiado.

Vertemos todo en un molde alargado (forma típica de este postre) y metemos al horno durante unos 50 minutos manteniendo la temperatura de 180 grados.

Transcurrido este tiempo, sacamos, dejamos enfriar y servimos.

Sugerencia: Hay diversas formas de preparar este rico postre, en algunas se añade un poquito de licor (coñac o ron), en otras frutos secos (nueces o avellanas), y en algunas un toque de vainilla. ¡Elegid la que más os guste, todas están buenísimas!

 

Resumen
recipe image
Receta
Bizcocho de frutas confitadas (Plum cake)
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas