Postres

Crêpes con compota de manzana

Crêpes con compota de manzana
0 Comentar

Deliciosas y de rápida elaboración, las crêpes es una de las recetas más versátiles que podemos encontrar. Y es que esta fina masa, de origen francés (considerado como uno de sus platos nacionales), puede contener cualquier tipo de relleno que se te ocurra.

Pero pese a su fácil elaboración, para muchos puede llegar a constituir un verdadero dilema debido a que requiere más atención de lo que parece mostrar en un principio. Pero tranquilos, basta con seguir una serie de sencillas indicaciones y, de esta forma, obtendremos un resultado casi casi perfecto.

¿Nuestra elección?; Crêpes con compota de manzana.

Ingredientes para 8 crêpes:

  • 250 g de harina de trigo
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 4 huevos
  • ½ l de leche
  • 50 g de mantequilla
  • 10 g de azúcar

Para la compota de manzana:

  • 4 manzanas rojas
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 vaso grande de agua
  • 150 g de azúcar

Preparación:

Comenzamos tamizando la harina (usaremos la normal y no la de fuerza) y la sal un par de veces.

En un vaso añadimos la harina (con la sal), los huevos, la leche y el azúcar. Batimos hasta que todos los ingredientes queden perfectamente integrados y tapamos durante un par de minutos.

Crêpes con compota de manzana

En una sartén caliente ponemos un poquito de mantequilla y echamos un poquito de masa, procurando que quede bien extendida por toda la superficie.

Crêpes con compota de manzana

Dejamos que se haga por un lado y le daremos la vuelta para que cuaje el otro. Recomendación: la mantequilla funciona como un antiadherente así que si no olvidáis ponerla vuestra crepe no tiene porqué pegarse. Y si lo que os preocupa es que se llegue a quemar antes de poder darle la vuelta, valdrá con que os fijéis en el momento en el que a la masa comienzan a salirle una especie de burbujitas pequeñas. En cuanto las veáis podréis darle la vuelta.

Para que las crepes no se rompan al voltearlas, meted la espátula despacio hasta más o menos la mitad y girad despacio.

Crêpes con compota de manzana

Una vez esté hecha por ambos lados, podéis sacarla y repetir la acción hasta terminar la masa.

Para la elaboración de la compota pondremos en un cazo el agua y el azúcar hasta que entren en ebullición dando como resultado un almíbar.

Crêpes con compota de manzana

Lavamos, pelamos y quitamos la parte central de las manzanas. Las partimos y añadimos al cazo. Agregamos la vaina de vainilla y dejamos que cueza a fuego lento durante unos 20 minutos. Recomendación. Es preferible que tapéis el utensilio que estéis usando, de esta forma se evaporará menos cantidad de líquido y la fruta quedará más tierna y jugosa.

Transcurrido ese tiempo, retiramos la vaina de vainilla y rellenamos las crêpes.

Sugerencia: Si os encanta el dulce podéis echar por encima de las crêpes un poquito de chocolate o sirope.

Y como lo prometido es deuda, os dejamos esas claves o trucos que os mencionábamos al principio:

  • Una buena pasta para hacer crêpes debe quedar líquida, suave, fina y sin grumos.
  • Cuando acabéis de batir todos los ingredientes, golpear la parte inferior del vaso un par de veces con la superficie en la que estéis trabajando, de esta forma conseguiréis eliminar el aire que contenga la mezcla.
  • Cuando vertáis la masa en la sartén movedla ligeramente de lado a lado para que ésta se extienda y no se haga más por el centro.

Sencillo, ¿verdad? Y es que, en este caso, está claro que no tiene porque quedarnos siempre París….

 

Resumen
recipe image
Receta
Crêpes con compota de manzana
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas