Pasta y Pizza

Pasta con salsa Arrabbiata

Pasta Arrabbiata
0 Comentar

La pasta es un ingrediente que admite (casi) cualquier cosa.

Se trata de un alimento económico que, además, tiene una parte de nuestra infancia implícita ¿Quién no recuerda esos macarrones con tomate y salchichas? Y es que la versatilidad de este producto le ha convertido en uno de los básicos a la hora de elaborar menús.

Pero antes de innovar, es bueno conocer aquellas recetas tradicionales que durante siglos han hecho de la pasta uno de los platos más internacionales y populares del mundo. Y una de esas salsas es la arrabbiata.

Pero cuidado, esta es una salsa picante y de un sabor muy intenso. ¿Te atreves con ella?

Ingredientes:

  • 4 dientes de ajo
  • 2 guindillas secas
  • Aceite de oliva
  • Tomate triturado
  • Azúcar
  • Sal
  • Albahaca fresca
  • 400 gr de pasta (por ejemplo espirales o penne, pasta con formas que retengan la salsa)

Elaboración:
Pasta Arrabbiata

Cortamos los ajos en láminas muy finas. La idea es que el ajo esté presente en la salsa pero sin resultar demasiado basto, así que cuanto más fino sea la lámina, mejor. Troceamos las guindillas y retiramos las semillas (la salsa tiene que tener un toque picante pero no tanto como para no poder disfrutar del plato). Recomendación: Por mucho que disfrutes del picante, es aconsejable quitar estas simientes, ya que de no hacerlo, provocarán un sabor demasiado extremo que tapará el resto de la esencia del plato.

Ponemos una sartén grande con un buen chorro de aceite a fuego medio y cuando alcance  algo de temperatura echamos la guindilla y el ajo. Antes de que el ajo empiece a dorarse, bajamos el fuego casi al mínimo y dejamos que se haga todo lentamente.

Pasados unos 20 minutos retiramos y reservamos. De esta forma, el aceite de oliva habrá absorbido todo el sabor del ajo y de la guindilla y lo podremos usar para dar un toque especial al plato final o aprovecharlo, por ejemplo, para cuando preparemos alguna receta de pescado al horno. Sin embargo, conviene que cuando echemos el tomate haya poco aceite para que la salsa quede bien ligada y poco grasa.

Con el ajo y la guindilla aún en la sartén, echamos el tomate triturado, una pizca de azúcar para quitarle acidez y un pellizco de sal. Dejamos a fuego medio durante 5-10 minutos. No queremos que el tomate se cocine completamente, sólo que se integren todos los sabores.

El tomate triturado que podemos usar puede ser comprado (el enlatado) o casero, si optas por esta segunda opción puedes consultar la receta aquí.
Pasta Arrabbiata

En una olla ponemos a hervir el agua con un poquito de sal para cocer la pasta que hayamos elegido. Recuerda respetar los tiempos de cocción que marca la etiqueta. Un consejo: Siempre es mejor que la salsa espere a la pasta que al revés.

Cocida la pasta, la escurrimos bien y echamos por encima la salsa.

Si quieres darle un toque personal, echa un poquito del aceite aromatizado que reservamos anteriormente y añade, además, algo de albahaca fresca cortada muy fina.

Tendrás ante ti una receta clásica, sencilla, fácil de preparar y que nos da la opción de usarla para hacer nuestras propias versiones; Con algo de parmesano, con una reducción de vinagre para darle acidez o incluso con tomates cherry caramelizados… Mil ideas para un solo plato.

Resumen
recipe image
Receta
Pasta con salsa Arrabbiata
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas