Aperitivos y tapas

Tosta de jamón, pera y gorgonzola

Tosta de jamón, pera y gorgonzola
0 Comentar

Hoy en día las tostas se han convertido, juntos a los inigualables y tradicionales boquerones en vinagre, en uno de los aperitivos más demandados a la hora de disfrutar de un buen rato de ocio, previo a la comida, junto a la familia o amigos.

De mil clases, formas, sabores y, ¿por qué no?, colores, estos entrantes, considerados por algunos como los hermanos mayores de las tapas, han conseguido hacerse un importante hueco tanto en las cartas de los restaurantes como en nuestras casas.

Presentando multitud de posibles combinaciones, este plato facilita el que podamos sacar nuestro, mejor o más investigador (eso sí, nunca peor), enfoque culinario.

¿Preparados para la creatividad con esta tosta de jamón, pera y gorgonzola?

Ingredientes:

Para 1 tosta:

  • Pan rústico
  • Jamón serrano
  • Tomate triturado
  • Sal
  • Azúcar
  • Aceite de oliva
  • 1 pera
  • 1 ajo

Para el tomate triturado:

  • 1 kilo de tomates maduros
  • ¼ de cebolla
  • ½ pimiento verde italiano
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Azúcar

Elaboración:

Tosta de jamón, pera y gorgonzola

Cortamos una rebanada de pan de un grosor normal, tened en cuenta que este tipo de pan posee una miga muy compacta y si lo partimos demasiado grueso pueden ocurrir dos cosas; que nos saciemos enseguida o que no quede lo suficientemente crujiente cuando lo saquemos del horno.

Frotamos el ajo sobre ella para aportarle un extra de sabor. Reservamos.

Pasamos a hacer el tomate triturado. Si deseáis hacer más cantidad para envasarlo y poder usarlo posteriormente en otros platos, tan solo tendréis que aumentar el número de tomates, pero cuidado, este, aún estando en la nevera, no se conserva demasiado tiempo y termina por oler y saber muy ácido.

Picamos los tomates (con piel) en trozos y reservamos. Recomendación; esta hortaliza suelta mucho líquido a la hora de cocerse y, este, puede dejar muy acuoso el resultado final. Por ello, os sugerimos que una vez tengáis troceados los tomates, los estrujéis con las manos para intentar eliminar la mayor cantidad posible de su caldo.

En una sartén con un poquito de aceite echaremos la cebolla y el pimiento para que vayan pochándose.

Tosta de jamón, pera y gorgonzola

Mientras, en una olla con un chorrito de aceite, pondremos los tomates a fuego suave. Y, una vez, tengamos listas las anteriores verduras, las añadiremos junto a una puntita de sal y una cucharadita de azúcar para restar la acidez propia del tomate.

Dejamos que cueza (si los tomates están maduros lo hará enseguida) y cuando veamos que es el momento de retirarlo trituraremos y, a continuación, pasaremos por el pasapuré para que no quede rastro de ninguna pepita.

Mientras dejamos que pierda algo de temperatura, lavamos, pelamos y cortamos la pera en rodajas finas para pasarlas por la sartén escasos segundos con la intención de que suelten algo de azúcar.

Y ya estaremos preparados para montar la tosta.

En primer lugar colocaremos el pan, sobre este el tomate, después la pera, a continuación las lonchas de jamón y por último el queso gorgonzola.

Metemos al horno, a unos 220 grados, el tiempo justo para que el queso se derrita y el jamón suelte algo de su grasa y listo.

Sugerencia: Para potenciar su sabor, al retirar la tosta del horno, podéis echar un chorrito de aceite de oliva por encima, quedará aún más sabrosa y le dará un toque brillante.

Resumen
recipe image
Receta
Tosta de jamón, pera y gorgonzola
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas