Pasta y Pizza

Tagliatelle con tomates semisecos, aceitunas negras y aceite de anchoas

Tagliatelle con tomates semisecos, aceitunas negras y aceite de anchoas
0 Comentar

La pasta es un tesoro culinario a la que cada vez más se le tiene la consideración que merece en nuestro país. Sin embargo, mientras que en Italia hay tantas formas de hacerla como monedas en el fondo de la Fontana di Trevi, aquí solemos recurrir siempre a alguna salsa, bien de tomate o una con base de nata (pese a que la auténtica carbonara no lleva nata ni champiñones).

Pero hay recetas en las que esa salsa melosa se sustituye por ingredientes algo diferentes que aportan matices y sabores que no se esperan en un plato, pudiendo combinar dulces y salados, una mezcla que, cuando sale bien, es algo fantástico.

Y la receta propuesta es de estas últimas. Sin una salsa en la que naden los tagliatelles, la base del plato son unos tomates semisecos que podrás utilizar en otros muchos platos y que, si bien llevan algo de tiempo, son muy fáciles de hacer.

Tagliatelle con tomates semisecos, aceitunas negras y aceite de anchoas

Dulce y salado; Tagliatelles, tomates semisecos “caramelizados” y anchoas… ¿Puede haber algo más mediterráneamente italiano?

Ingredientes:

  • 100 g de Tagliatelle por persona
  • 6-8 tomates cherry por persona
  • 2 anchoas por persona
  • 8-10 aceitunas negras por persona
  • Salsa de soja
  • Azúcar

Elaboración:

Empezaremos con los tomates semisecos debido a que son lo que lleva más tiempo. Haremos un corte en la piel de cada tomate y los pasamos por agua hirviendo alrededor de unos 5 segundos para poder pelarlos con más facilidad.

En un cazo, calentamos media taza de café de salsa de soja y un par de cucharadas de azúcar para contrarrestar el sabor salado que le pueden aportar al plato el resto de ingredientes. Rebajamos la salsa de soja con algo de agua y mantendremos en el fuego el tiempo necesario para que se derrita el azúcar por completo.

Dejamos que se temple y metemos los tomates ya pelados y a los que previamente les habremos hecho un corte en cruz.

Dejaremos unos 20 minutos para que absorban todo el sabor y pasado ese tiempo, escurrimos, secamos y llevamos al horno durante 2 horas a 100 grados. Recomendación: Si deseas paliar un poquito la acidez de los tomates, puedes echarles un pellizquito de azúcar por encima.

Para el aceite de anchoa picamos un par de anchoas por persona y las dejamos en aceite de oliva (como media taza de café por cada dos anchoas). Las machacamos con el mortero y dejamos que reposen mientras se terminan de hacer los tomates.

Tagliatelle con tomates semisecos, aceitunas negras y aceite de anchoas

Cuando esté todo listo, ponemos a hervir el agua con un poco de sal y cocemos la pasta tal y como indica el envase. Picamos las aceitunas negras (bien lavadas para no añadir más sal) y cuando la pasta esté a nuestro gusto ya solo queda emplatar. Recomendación; Para que la pasta quede al punto, aparte de seguir las indicaciones establecidas, espera a que el gua rompa a hervir para echarla y, sobre todo, no lo hagas por partes sino toda la que vayas a consumir a la vez.

 

Si quieres puedes añadir unas hojas de albahaca fresca, orégano o pimienta.

Resumen
recipe image
Receta
Tagliatelle con tomates semisecos, aceitunas negras y aceite de anchoas
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas