Postres

Buñuelos de plátano

buñuelos
0 Comentar

Hablar de este postre es hablar de miles de sabores. Los buñuelos, esas “bolitas” elaboradas con harina, mantequilla y huevo, han ido evolucionando y siendo adaptados según culturas y tradiciones.

En Madrid, por ejemplo, son comunes en Semana Santa. Sin embargo, en lugares como Valencia se toman a la hora del desayuno, mientras que en Baleares se consumen en cuaresma como acompañamiento en la merienda.

Rellenos tanto de dulce como de salado, los buñuelos permiten abrir un amplio abanico de posibilidades culinarias a la hora de dejar volar la imaginación y el paladar. Se trata de un plato que permite innovar y que parece surgido para complacer los gustos de, al menos, casi todos.

Por ello, esperamos acertar con la receta de hoy y cubrir las expectativas de ese “casi todos”. ¿Nuestra elección? Unos buñuelos rellenos de plátano.

Ingredientes:

  • 4 plátanos maduros
  • 1 cucharada de azúcar
  • 180 g de harina
  • Levadura
  • 2 huevos
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • 160 ml de leche
  • Sal
  • Azúcar glas o Icing sugar

 

Elaboración:

Si hay una fruta a la que tolera bien pasar por el aceite bien caliente, esa es el plátano. Al cocinarlo se potencia su sabor y el dulce propio de esta fruta, lo que le convierte en una de las mejores opciones para ser utilizado como relleno.

IMG_20151004_021251_472

En primer lugar comenzaremos pelando los plátanos y cortándolos en rodajas que dejaremos macerando en azúcar. En este punto, hemos de decir que hay mucha gente que emplea licores como el ron o el brandy para fortalecer aún más su sabor, pero al tratarse de algo opcional, seguiremos la receta más básica.

Mientras los trozos de fruta comienzan a ablandarse continuaremos con la receta.

Batimos la leche (normalmente basta con un vaso), el aceite de oliva, los huevos y la sal hasta obtener una mezcla homogénea.

Añadimos la levadura (una cucharadita) a la harina y lo vamos incorporando poco a poco al resto de ingredientes mientras continuamos batiendo. Recomendación: Para evitar los molestos grumos que se producen a veces al mezclar la harina con la parte menos solida, podéis tamizarla previamente, de este modo quedará más fina y con menos riesgo de provocar esas pequeñas condensaciones.

Una vez integrados todos los ingredientes, obtendremos una masa de textura uniforme que dejaremos reposar durante unos 20 minutos para que pueda aumentar su volumen.

Resulta muy curioso ver como la elaboración va tomando forma.

Mientras transcurre ese tiempo, retiraremos las rodajas de plátano del azúcar y las prepararemos para añadírselas a la masa.

Removemos bien y listos para freír.

Las bolitas que hagamos no deben ser de un tamaño excesivamente grande, ya que acabarían quemándose por fuera y quedando crudas por dentro, además, de resultar pesadas a la hora de degustarlas.

IMG_20151004_021005_174

En una sartén con abundante aceite freiremos los buñuelos hasta conseguir que se doren de manera similar por todas las partes. Recordad que el aceite debe estar muy caliente para que no absorban mucha grasa.

Y aunque tengáis mucha masa, no echéis demasiadas bolitas a la vez porque terminarán rompiéndose y pegándose las unas a las otras.

Una vez vayamos sacándolos, los escurriremos bien para eliminar el aceite sobrante y los pasaremos por el azúcar glas o el Icing sugar.

Deliciosos.

Una vez los pruebes no dejarás de experimentar con el relleno para poder tener una razón para repetir, aunque, ¿acaso se necesita excusa cuando se trata de buñuelos?

Nota: El Icing sugar es un tipo de azúcar mucho más fino que el azúcar glas, por lo que su uso a la hora de glasear es altamente aconsejable.

Resumen
recipe image
Receta
Buñuelos de plátano
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas