Verduras

Tortilla de patatas con calabacín

Tortilla de patatas con calabacín
tortilla de calabacín
0 Comentar

Las tortillas de patata son las reinas de la gastronomía española. Esponjosa, tierna, jugosa. Con una cerveza, en bocadillo o deconstruida. Una receta que no falla vayamos a donde vayamos con ella, y a la que todo el mundo que la ve le echa el diente. Es tremendamente versátil, así que dejando a un lado la más básica ( y probablemente la más sabrosa) podemos ir sumándole ingredientes para enriquecerla. De todas ellas, hoy nos quedamos con la tortillas de patata con calabacín.

Hemos elegido esta hortaliza porque no tiene ningún contenido calórico. Está compuesta de un 95 por ciento de agua. De esta forma compensamos las que lleva de más la tortilla. Además, los calabacines son muy beneficiosos para el organismo al tener una gran cantidad de minerales y oligoelementos como el fósforo, el potasio, el magnesio y el calcio. No obstante, y aunque hoy nos quedamos con esta receta, os daremos algunas indicaciones para hacer la versión menos light de la tortillas de patatas con calabacín.

Empezamos lavando esta hortaliza – escogemos un par de piezas – y la cortamos bien en dados pequeños o en juliana. Para darle más sabor, podemos picar también ajo, perejil y una cebolla. Lo echamos todo con un chorreón de aceite de oliva virgen extra y lo hacemos durante un cuarto de hora. Es mejor taparla para hacerlo al vapor, pero es opcional. Lo importante cuando saquemos el calabacín es que esté blando.

Batimos ocho huevos y añadimos el calabacín cocinado. Salpimentamos y dejamos reposar antes de poner las patatas. Hay quien le pone algo de levadura para que quede más alta y vistosa. No es necesario, queremos disfrutar con su sabor. Pelamos tres patatas, y las cortamos también a daditos o en rodajas. Las pasamos con abundante aceite de oliva virgen extra a fuego lento. Deben estar pochadas así que las sacamos antes de que estén fritas con la espumadera y le escurrimos todo el aove. Las echamos en el recipiente donde tenemos los huevos y el calabacín.

Ponemos el aceite de oliva virgen extra bien caliente en la sartén – comprobamos que ésta no se pegue – y vertemos todo el revuelto. Vamos viendo como el huevo se va cuajando y cuando lo tengamos le damos la vuelta con la ayuda de un plato llano de gran diámetro. Mejor a fuego bajo. La idea es que esté dorada por ambos lados. La dejamos más o menos tiempo, dependiendo de cómo nos guste de hecha.

Nuestra versión de tortilla de patatas con calabacín menos ligera, la componen otros ingredientes que van muy bien con ambos productos: chorizo, queso de cabra y pimentón.

Resumen
recipe image
Receta
Tortilla de patatas con calabacín
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas