Postres

Tarta de queso fresco con frambuesas

Tarta de queso fresco con frambuesas
Tarta de queso fresco con frambuesas
0 Comentar

La tarta de queso fresco con frambuesas o con frutos del bosque, arándanos, limón o membrillo, por citar algunas, no suele fallar. O al menos entre los amantes de este lácteo que tan bien sabe montado en un postre dulce. Su textura, cremosidad y gusto lo hacen delicioso. Y si encima lo combinamos con frutas ácidas, el resultado es inmejorable. Su receta es muy sencilla y tampoco requiere mucho tiempo de preparación. Lo principal es partir de un buen queso fresco y hacer nosotros nuestra propia salsa, jugo o confitura con la que aderezarlo. Es un postre muy nutritivo por la aportación de calcio y proteínas que ofrece a nuestro organismo.

Para elaborar la tarta de queso fresco con frambuesas vamos a utilizar alrededor de 150 gramos de queso fresco de cualquier marca de los que podemos encontrar en el supermercado. Si tenemos la suerte de comprarlo casero en la quesería o al lechero, mucho mejor. Hay que buscar siempre uno que tenga un sabor suave y que se pueda edulcorar.

Comenzamos batiendo cuatro huevos en un bol con 100 gramos de azúcar. Removemos hasta que duplique su volumen y añadimos dos yogures naturales. Podemos comprarlos desnatados si queremos reducir las calorías. Mezclamos todos los ingredientes de nuevo y agregamos dos vasos de harina y los 150 gramos de queso fresco. Volvemos a batir para eliminar los grumos que se hayan podido formar, y cuando tengamos una masa fina y homogénea, vamos preparando el horno.

Lo echamos en un recipiente que engrasamos con mantequilla para que podamos desmoldarlo mejor. Le espolvoreamos harina con la misma intención. El horno lo pondremos a 180 grados durante 40 ó 45 minutos en la bandeja del centro. Transcurrido este tiempo, y comprobado que está en su punto – lo sabremos cuando pinchemos con el tenedor y salga limpio – la retiramos y cuando haya enfriado, nos la llevamos a la nevera para que coja la temperatura adecuada.

Para la salsa de frambuesa utilizaremos 300 gramos de confitura que mezclamos con agua que llevamos a ebullición para que hierva bien. Si la queremos más natural cogemos 200 gramos de la fruta elegida que regamos en un cazo con zumo de limón y un preparado que elaboramos con agua hirviendo con azúcar. Dejamos al fuego 10 minutos. Luego trituramos la fruta para que nos quede como una especie de mermelada y se la echamos por encima. Desmoldamos y ya podemos comer nuestra tarta de queso fresco con frambuesas.

Resumen
recipe image
Receta
Tarta de queso fresco con frambuesas
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas