Trucos de Cocina

Cómo levantar claras a punto de nieve sin esfuerzo

Cómo levantar claras a punto de nieve sin esfuerzo
Cómo levantar claras a punto de nieve sin esfuerzo
0 Comentar

Si necesitamos levantar claras a punto de nieve para alguna receta como, por ejemplo, un delicioso merengue, no tenemos porqué acabar con un dolor de mano y sin un resto de paciencia de tanto batir con las varillas.

Para elaborar unas claras a punto de nieve solo necesitamos la batidora, las claras y un vaso o recipiente para la batidora.

Utilizando la batidora eléctrica para montar las claras de huevo podremos hacerlo sin casi esfuerzo. Lo más recomendable es que empecemos con una velocidad baja al principio, para que se formen burbujas pequeñas de aire y las claras sean más estables.

Acto seguido, aumentaremos la velocidad y las claras comenzarán a cuajarse. En primer lugar, notaremos que empiezan a espesarse y después como se forma una mezcla densa, pero en la que no se sujetaría una cucharilla en pie. Alcanzaríamos el punto de nieve cuando la cucharilla se mantenga totalmente recta y si giramos el recipiente el contenido permanecería pegado, venciendo a la gravedad y sin caerse.

Cuidado: Si batimos demasiado las claras podríamos disolver la espuma y convertirla en una mezcla llena de grumos.

En cuanto al movimiento que tenemos que describir con las varillas, lo mejor es que realicemos un movimiento circular de abajo a arriba, para incorporar la mayor cantidad de aire posible.

Otro consejo para obtener los mejores resultados cuando montemos las claras a punto de nieve sería utilizar un recipiente muy limpio, sin ningún resto de grasa. Tenemos que tener cuidado de separar muy bien la clara de la yema. Si nos cae un poquito de yema tendríamos que retirarla con una cuchara, ya que tiene grasa y nos lo pondría un poco más complicado a la hora de conseguir la espuma.

En cuanto a la materia prima, los huevos, la tradición suele recomendar que no sean recién puestos. Recordad que si la mezcla no va a atravesar un posterior proceso de cocción es aconsejable utilizar claras pasteurizadas para evitar problemas como las infecciones por salmonella.

En el momento de incorporar las claras a punto de nieve a alguna preparación usaremos una espátula, echando la mezcla de abajo hacia arriba y sin remover demasiado para no estropear la textura espumosa que hemos conseguido.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas