Pasta y Pizza

Pizzas para niños con formas divertidas

Cocina fácil
Pizzas para niños con formas divertidas
0 Comentar

Si para los niños ya son apetitosas las pizzas, mucho más lo serán si la hacemos con formas divertidas con las que entretenerse. Podemos jugar tanto con los ingredientes como con la masa de la base. De esta forma podemos implicarlos para que ellos también la cocinen con nosotros y tomen un primer contacto con los fogones. Activarán su creatividad pensando en qué convertir la pizza, y estarán deseando comérsela. Si nos fijamos en los distintos productos que puede llevar, conseguiremos introducir alimentos nuevos que quizás de otra forma no los comerían. A continuación, os ofrecemos algunas ideas para hacer pizzas para niños.

Salimos de la monotonía de las aburridas redondas con la ayuda de moldes y del cortamasa que nos facilitarán la labor. Podemos hacer corazones, peces, estrellas o flores, que son bastante fáciles o cualquier otra que se nos ocurra y cuyo silueteado no nos resulte demasiado complicado. Hacer formas con la base es muy ocurrente en determinadas épocas del año. Por ejemplo, para conmemorar Halloween, la Navidad o el Carnaval. Así, sólo tendríamos que echarle imaginación para hacer unas calabazas, un arbolito navideño o una máscara. Cualquier cosa que se nos ocurra para ponernos a amasar las pizzas para niños.

Lo primero es poner 400 gramos de harina en un bol con una pizca de sal. Le abrimos un hueco en el centro y vertemos 200 mililitros de agua y dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra. Amasamos hasta que nos quede una pasta homogénea y compacta que no se nos pegue en las manos. La dejamos reposar durante unos minutos antes de extenderla sobre la encimera. Para ello hay que espolvorear dicha superficie con harina. Empezamos a estirarla hasta que nos quede lo más fina posible.

Es el momento de hacer nuestras formas divertidas. En tiendas especializadas y grandes superficies podemos encontrar moldes con las que recortar la masa poniéndola encima de ésta. Todos los sobrantes nos servirán para los diferentes adheridos que lleve la base principal. Por ejemplo, si hacemos un pez, tendremos que hacer un óvalo, y luego con el cortamasa – los hay de diferentes tipos – trabajarnos un triángulo que haga de cola, y otros dos similares para conformar las aletas.

Para hacer una flor, podemos hacer un círculo grande que sería nuestra base principal, y luego minipizzas que conformarían el resto de los pétalos. Enrollamos un resto de masa, y nos servirá de tallo. Esta composición nos permitirá hacer pizzas para niños de sabores variados.

También podemos jugar con los ingredientes para hacer caritas o cualquier otro dibujo. Por dar alguna idea, dos huevos de codorniz nos servirían de ojos, la boca y orejas serían de jamón cocido, la nariz con champiñones y el pelo lo cubriríamos con cebolla.

Resumen
recipe image
Receta
Pizzas para niños con formas divertidas
Fecha

Recetas relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas recetas