Pasta y Pizza

Espaguetis trufados con queso de cabra

Pasta fresca, espaghetis, trufa
Espaguetis trufados con queso de cabra
0 Comentar

Producto gourmet para dar un toque de distinción a los espaguetis. Una comida o cena especial con un plato de sobra conocido, pero que con sólo dos ingredientes podremos impresionar a nuestros comensales: la trufa y el queso de cabra. Si bien, salen algo más caros que los que estamos habituados, quedan deliciosos y llenan lo suficiente como para no cargar la mesa con muchos entrantes. Nuestros “Espaguetis trufados con queso de cabra” son fáciles de preparar y de gusto exquisito.

La trufa  es uno de los ingredientes más apreciados por los maestros cocineros. Al ser un hongo con un sabor fuerte hay que comerlo en pequeñas cantidades. Lo adecuado es hacerlo a modo de condimento como si fuese una especia, potencia el gusto y el aroma del resto de ingredientes, sobre todo con aquellos alimentos grasos. Las hay negras y blancas, y quizás estás son las que mejor van con sustancias cremosas como los risottos, los espaguetis o los tallarines. Al ser más sensible al calor, perdería aroma al cocinarla, por lo que es mejor ponerla fresca. Así haremos nuestros “Espaguetis trufados con queso de cabra”.

Para cuatro personas es suficiente con medio kilo de espaguetis que ponemos en una olla grande con suficiente agua hervida. Una pizca de sal y un chorreón de aceite de oliva virgen extra. Removemos para que no se peguen.

Mientras ponemos aove en un sartén y pochamos dos cebollas a fuego medio hasta que vaya cogiendo color. Le ponemos dos cucharadas grandes de azúcar moreno, removemos y le incoporamos medio vaso de vino Pedro Ximénez. Dejamos reducir hasta que espese.

Ponemos el rulo de queso de cabra en el microondas para que se ablande pero sin que se derrita por completo. Cortamos el queso en rodajas o en dados.

Emplatamos los espaguetis trufados, colocamos el queso de cabra, y lo cubrimos todo con el jugo que hemos elaborado con la cebolla caramelizada y el vino Pedro Ximénez. Añadimos aceite de oliva virgen extra y ralladura de trufa blanca. Suficiente con apenas unos gramos para aromatizar y potenciar su sabor. Las trufas crudas o cocidas se pueden cortar en láminas, en rodajitas o en dados. En el segundo caso, no tenerlas más de tres minutos porque perdería su esencia y aroma.

Dos notas para la conservación de este producto groumet. En primer lugar, las cepillamos y la secamos para enterrarla en un recipiente hermético con arroz. De esta forma puede aguantar hasta una semana. También se puede congelar.

Resumen
recipe image
Receta
Espaguetis trufados con queso de cabra
Fecha
Valoración
2.51star1star1stargraygray Based on 2 Review(s)

Recetas relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas recetas