Aperitivos y tapas

Paté de pollo casero

Paté de pollo
Paté de pollo
0 Comentar

Degustar un buen paté siempre es una buena escusa para preparar un picoteo con los amigos o la familia. Untado en tostadas de pan, mojando palitos o como relleno de deliciosos sándwiches, un sabroso paté casero siempre marcará la diferencia ante uno elaborado de forma industrial. Un buen ejemplo de ello es esta receta de paté de pollo, muy fácil de preparar y que permite introducir más ingredientes para personalizarlo y añadir nuestro propio sello.

Para preparar el paté de pollo casero necesitamos 2 cucharadas de mantequilla,  una pechuga de pollo,  una cebolla, caldo de pollo, 2 salchichas de ternera o la misma cantidad de tocino o jamón, media taza de leche, un poco de pimienta y sal.

En primer lugar, ponemos a calentar un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén. Mientras, pelamos y picamos la mitad de la cebolla, en trocitos muy finos. Los echamos en la sartén y los pochamos. Cuando empiecen a dorarse añadimos el ingrediente de carne que hayamos seleccionado, bien la salchicha de ternera, el jamón cortado en taquitos o el tocino. Lo fundamental, es que estos elementos aportan un toque ahumado muy especial al paté. Dejamos que se cocinen y retiramos.

Por otro lado, ponemos a cocer agua con un poco de sal y hervimos la pechuga de pollo durante unos 15 o 20 minutos, dependiendo del tamaño de la pechuga. Si la hemos troceado, el tiempo de cocción será menor. Cuando haya terminado de cocinarse, retiramos del agua, cortamos en pedacitos y reservamos.

En un bol o un vaso para batidora echamos la pechuga cocida troceada, la cebolla frita con la salchicha, las dos cucharadas de mantequilla que habremos derretido previamente, la leche y trituramos. Mientras vamos batiendo, vamos agregando muy poco a poco caldo de pollo hasta que la textura alcance el punto deseado, pastosa y que pueda ser untada. Salpimentamos y batimos por última vez.

Echamos el paté en un recipiente y lo tapamos con film transparente de plástico. Guardamos el paté de pollo casero en la nevera durante al menos dos horas, para que los sabores se hayan combinado bien y la mezcla haya enfriado lo suficiente.

Untamos el paté, por ejemplo, sobre unas tostadas de pan. Podemos colocar sobre ellas mitades de tomatitos cherry.

Una versión más suave de este paté pasaría por retirar ingredientes como la carne, el caldo y la mantequilla y utilizar queso crema de untar, consiguiendo un sabor menos marcado muy propio para los niños.

Resumen
recipe image
Receta
Paté de pollo casero
Fecha
Valoración
2.51star1star1stargraygray Based on 2 Review(s)

Recetas relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas recetas