Trucos de Cocina

Cómo limpiar olla quemada por dentro

Cómo limpiar olla quemada por dentro
Cómo limpiar olla quemada por dentro
0 Comentar

A cuántos se nos habrá quemado la comida y de paso, la olla en la que cocinábamos, mientras se nos iba el santo al cielo. Llamadas de teléfono inesperadas, ese programa de televisión de tartas que parecen plastilina pero que se convierte en nuestro placer culpable o los minutos que dedicas en tu móvil a crear filas y columnas de caramelos.

Al final, no podemos poner excusas cuando tenemos que resolver el dilema de cómo limpiar una olla quemada por dentro. Desde Receta Sabrosa, en nuestro despliegue de trucos y consejos para convertiros en auténticos reyes de la cocina y sobre todo, para conseguir que nadie se entere de los desastres del camino, os facilitamos los siguientes pasos para recuperar vuestra olla.

Uno de los productos que podemos usar para la limpieza de la olla es la sal. Usaremos preferentemente sal gruesa, que esparciremos sobre la superficie quemada. Luego, los frotamos con una esponja o un trapo y conseguiremos que, mecánicamente, los granos de sal rasquen el quemado a modo de una especie de exfoliante de emergencia.

Otra posibilidad utilizando sal es la de, una vez fregada la olla como haríamos normalmente, con estropajo y jabón, llenarla con agua caliente. El líquido tiene que cubrir toda la zona del recipiente que se haya quemado. Echamos dos cucharadas soperas de sal, dejamos que repose durante 15 minutos y frotamos la superficie con un cepillo. Si este paso no ha sido suficiente, podemos volver a cubrir con agua y la sal, ponemos unos instantes a hervir, dejamos que repose y repetimos el cepillado.

El bicarbonato podría resultar otra buena herramienta para los casos de ollas quemadas por dentro. Bastaría con echar bicarbonato sobre la zona quemada, echarle agua caliente y dejar que reposase durante  unas 10 horas, fregando con un estropajo posteriormente.

Otro de los productos que tenemos por casa y que nos puede resultar útil es el vinagre de vino blanco. En este caso, valdría para poder retirar la comida quemada pegada a nuestra olla. Solo tendríamos que rociarla con él, dejarlo así durante una hora y limpiar. En caso de que nuestra olla fuese de acero inoxidable, podemos echar el vinagre y ponerlo a hervir durante unos 5 minutos, frotando bien posteriormente.

Recordad que si el interior de vuestra olla es de teflón o de alguna superficie antiadherente delicada no podréis rasparla, ya que el recubrimiento se dañaría.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas