Pescado

Emperador a la naranja

Emperador a la naranja
Emperador a la naranja
0 Comentar

El emperador es un pescado del Mediterráneo muy similar al pez espada. De hecho, es habitual confundirlos y tratarlos como si fuese el mismo. Se caracteriza por su gran tamaño aunque en la pescadería lo compramos en rodajas. Es de carne semigrasa, compacta y aromática. Es muy sabroso porque se alimenta de grandes moluscos y de otros peces. Otra de sus ventajas es que apenas tiene espinas ya que encontramos una central. Permite distintas elaboraciones, por lo sencillo que resulta trabajarlo. Hoy nos decantamos por el emperador a la naranja.

Este pescado es fácil encontrarlo en las pescaderías y tiene un precio muy asequible. No obstante hay que saber reconocerlo porque mucho del que llega a los mercados es congelado. De hecho nos daremos cuenta cuando lo ponemos a la plancha por la gran cantidad de agua que suelta, y porque la carne no está tan compacta ni sabrosa.

Para hacer un emperador a la naranja para cuatro personas compramos cuatro filetes que haremos posteriormente en la sartén con aceite de oliva virgen extra. Es suficiente con una pizca de sal ya que tiene un sabor muy marcado y no requiere de mucha cantidad. No más de tres minutos, es el tiempo aproximado para su elaboración para evitar que quede seco y correoso.

Para hacer la vinagreta de naranja, mezclamos en un cazo un chorreón de vinagre de vino con 150 gramos para conseguir almíbar cuando lo pongamos al fuego. Le añadimos el zumo de cuatro naranjas y de medio limón y lo cocemos todo durante varios minutos. Cuando todo está disuelto, agregamos una cucharada de mantequilla que se fundirá al instante. Hay quien prefiere hacerlo con una cucharada de maicena disuelta en agua fría para hacer la salsa más espesa. Reservamos

Cuando ya tengamos los filetes de emperador marcados lo rociamos con el jugo de naranja que hemos elaborado. También podemos cocinarlos en la sartén con un clavo y una hora de laurel para darle más aroma. Al final, podemos agregar pimienta al gusto. En algunos restaurantes lo hemos encontrado pasados por harina vuelta y vuelta. Ahora sólo nos queda pensar en el acompañamiento perfecto para nuestro emperador a la naranja. Al emplatarlo le ponemos hojitas de perejil picado y ralladura de la cáscara de una naranja.

A este pescado le va muy bien cualquier tipo de complemento, desde una ensalada con brotes a un timbal de cualquier verdura fresca de la que gustemos.

Resumen
recipe image
Receta
Emperador a la naranja
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas