Ensaladas

Ensalada templada de lentejas con queso fresco

Ensalada templada de lentejas con queso fresco
0 Comentar

Cuando pensamos en las lentejas, lo primero que se nos podría venir a la cabeza es una cuchara, el frío del invierno y el gustito de tomar un plato caliente en casa mientras en la calle caen chuzos de punta. También, a nuestra madre convenciéndonos de la misión fundamental de la lenteja en la vida de cualquier niño, una especie de piedra filosofal para conseguir una raza de jóvenes altos, robustos y llenos de hierro.

Ahora, que ya somos adultos y sin dejar de lado a los deliciosos platos de cuchara, podemos comprobar cómo las lentejas funcionan como un ingrediente perfecto en ensaladas. Puede resultar sorprendente lo bien que pueden encajar con ingredientes como los quesos o las anchoas. Para conocer todas las posibilidades de esta sana legumbre y seguir cumpliendo las expectativas de vuestras madres os proponemos esta receta de ensalada templada de lentejas con queso fresco.

Los ingredientes que necesitamos para preparar unas cuatro raciones de esta receta son un bote de lentejas cocidas de unos 400 gramos, 250 gramos de queso fresco tipo Burgos, un tomate, un huevo, una zanahoria, una cebolla, unas pocas aceitunas rellenas de anchoa, orégano, aceite de oliva virgen extra, vinagre y sal.

Comenzamos abriendo el bote de las lentejas y vertiendo su contenido sobre un colador grande. Le pasamos un buen chorro de agua del grifo, enjuagándolas para retirar la que trae la conserva.

Cocemos un huevo en un cazo con agua hirviendo durante unos 10 minutos. El retirarlo del fuego lo pelamos debajo de un chorro de agua fría y reservamos.

Por otro lado, lavamos, pelamos y cortamos la zanahoria en taquitos pequeños o la rallamos, como más nos guste. Pelamos la cebolla y la picamos también en trocitos muy finos. Hacemos lo mismo con el tomate, que habremos lavado previamente y cortamos las aceitunas rellenas.

Troceamos en huevo cocido y lo echamos en un bol junto a las lentejas, la cebolla, la zanahoria, el tomate y las aceitunas. Picamos el queso fresco en taquitos y lo añadimos a la ensalada. Aliñamos con el aceite de oliva virgen extra, una pizca de orégano, el vinagre y la sal.

Tenemos que tener cuidado a la hora de remover la ensalada para evitar que los trozos de queso fresco de nuestra ensalada de lentejas se deshagan demasiado.

Las lentejas, como bien sabían nuestras madres, son unas legumbres con grandes propiedades nutricionales gracias a su riqueza en fibra, vitamina B9, fósforo, magnesio o hierro, entre otros elementos.

Resumen
recipe image
Receta
Ensalada templada de lentejas con queso fresco
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas