Pan y bollería

Pan de espelta casero

Pan de espelta casero
0 Comentar

La espelta es una subespecie del trigo que se diferencia de éste por su resistencia a las plagas y enfermedades. Se puede decir que es una harina más pura por lo que va muy bien para su cultivo ecológico. Se caracteriza por contener un mayor porcentaje de hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, minerales y fibra y menos gluten. Es por ello, por lo que cada día se consume más. El pan de espelta resulta delicioso y consistente en rebanadas, pan de molde o bocadillo. Hoy aprendemos a hacer su versión más simple aunque también se puede hacer mezclándolo con el de trigo o centeno, con miel, con pipas u otras especias como pueden ser el sésamo dorado o el negro.

El pan de espelta, como todos y aún más si son caseros, son muy sanos y nutritivos. Esta harina es fácil de adquirir y muy cómoda de trabajar. Para su elaboración utilizamos 350 mililitros de agua, un vasito de aceite de oliva virgen extra, 500 gramos de harina integral de espelta, una cucharada sopera de sal y dos sobres de levadura o de gasificante (blanco y morado).

Primero ponemos el agua a calentar con la sal – sin que hierva – y mezclamos el resto de ingredientes en un bol. Amasamos bien durante al menos cinco minutos incorporándole poco a poco el agua. La aplanamos y le damos la forma que queramos. Lo dejamos reposando tapado con un paño húmedo durante veinte o treinta minutos. El horno lo precalentamos a 200 grados que bajamos a 180 grados donde permanecerá entre media hora y tres cuartos aproximadamente. Dependerá de cómo se vaya dorando y de cómo veamos la miga.

Cuando lo saquemos le podemos agregar nueces, pipas o espurrearlo con sésamo. Este pan también está muy rico con miel que se elaboraría añadiendo a la masa 15 gramos de azúcar moreno y el doble de miel de romero.

Con respecto a la forma de nuestro pan de espelta, por ejemplo de pan de molde, la hacemos partiendo de la masa aplanada y haciendo un rectángulo que vamos enrollando. Lo ponemos en un molde que tenga forma de barra de  como los que se utilizan para hacer un plum cake. Cuando pase por el horno y esté listo sólo queda desmoldarlo y envolverlo con un trapo ligeramente húmedo si queremos conseguir que la corteza esté más blanda. En caso contrario, lo dejamos enfriar a temperatura ambiente.

La espelta la metaboliza mejor nuestro organismo, y dicen incluso que contribuye a nuestro bienestar mental y emocional al tener un alto contenido de triptófano.

Resumen
recipe image
Receta
Pan de espelta casero
Fecha

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas