Arroces y cereales

Arroz a la cubana. Receta original

Arroz a la cubana. Receta original
0 Comentar

Existen muchas recetas de arroz a la cubana pero, en este caso, intentamos aproximarnos a la preparación original que incluye plátano frito.  Se cree que el origen de este plato está durante la etapa colonial española en la isla de Cuba.

Para cocinar unas cuatro raciones de este plato empleamos 300 gramos de arroz, 4 huevos, 2 plátanos macho, 250 gramos de salsa de tomate, cuatro dientes de ajo, aceite de oliva virgen extra y sal.

Doramos en una sartén dos dientes de ajo con un poco de aceite de oliva y añadimos el arroz sofriéndolo. De esta forma, aportamos el aroma del ajo al arroz. Llenamos una olla con agua hirviendo abundante y echamos el arroz sofrito, con un poco de sal. Dejamos que se cueza durante unos 20 minutos, removiendo bien. Los tiempos dependen del arroz que empleemos, debemos fijarnos siempre en las instrucciones del envase. Dejamos que el arroz repose durante unos 5 minutos.

En una sartén con aceite de oliva virgen caliente freímos los cuatro huevos. Además, pelamos y dividimos los plátanos machos por la mitad. Los pasamos por harina y los freímos en la misma sartén

Cogemos cuatro tazas y las untamos con aceite. Las llenamos con arroz y les damos la vuelta sobre el plato de cada ración. Las acompañamos del plátano frito, del huevo frito y echamos un poco de salsa de tomate.

Si en lugar de comprar salsa de tomate frito en el supermercado, decidimos prepararla en casa solo necesitamos  2 kilos de tomates maduros, 3 zanahorias, una cebolla, un pimiento, azúcar, aceite de oliva virgen extra y sal.

Ponemos en una sartén o cazuela un poco de aceite de oliva virgen extra a calentar y echamos la cebolla, el pimiento y la zanahoria picados muy finitos. Dejamos durante un rato hasta que la cebolla comience a pocharse. En ese momento añadimos los dos kilos de tomates maduros troceados y dejamos que se haga toda la mezcla a fuego lento durante una hora.

Si queremos una salsa uniforme la pasamos por la batidora o un pasapurés, la probamos y corregimos la acidez con un poco de azúcar y ajustamos el punto de sal. Removemos, le volvemos a dar un toque de calor y la incorporamos al plato.

La salsa de tomate casera nos resultará útil para otras muchas recetas, como las de albóndigas, las de pasta, para guisos o como acompañamiento con legumbres.

Resumen
recipe image
Receta
Arroz a la cubana. Receta original
Fecha
Valoración
51star1star1star1star1star Based on 1 Review(s)

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas