Madridismo

Morata dobla los registros goleadores de Diego Costa en la Selección

morata-costa-bromean-entrenamiento-seleccion
Morata y Diego Costa bromean durante un entrenamiento con la Selección. (Getty Images)
0 Comentar

Morata o Diego Costa, he ahí la cuestión de Lopetegui. El nuevo seleccionador español parece que tiene definido su once después de lo visto en los tres primeros partidos, a excepción del delantero centro.

Como también ocurriera con su antecesor, Vicente del Bosque, el eterno problema del 9 tiene su continuación con el técnico guipuzcoano al frente del combinado nacional.

Los números no fallan: el delantero del Real Madrid tiene que ser titular. Sus ocho tantos en 16 internacionalidades (uno cada dos partidos) contrastan y dejan en evidencia los peores registros goleadores de su homólogo en el Chelsea (tres en 13 encuentros).

Muchos son los delanteros que han pasado por la selección española desde que Villa dejara el combinado nacional como máximo pichichi histórico (Negredo, Aduriz, Alcácer…). Sin embargo, tan sólo dos han llegado para quedarse.

El nuevo 7 de España ha cogido el relevo -en número y pesonalidad- del Guaje desde que debutara con la absoluta el 15 de noviembre de 2014 con 22 años y 23 días. En su tercer encuentro como internacional español logró su primera diana que valió el triunfo ante Ucrania en el camino hacia la pasada Eurocopa (1-0).

No fue ya hasta los amistosos previos a la cita de Francia cuándo se destapara como goleador total. Dos goles a Corea del Sur en uno de ellos sacó el tarro de las esencias que demostró durante la fase de grupos con otro doblete ante Turquía y el inocuo tanto frente a Croacia.

Ya en la era Lopetegui, el sustituto de Del Bosque, le confió también la titularidad en su debut. Por un contratiempo, tuvo que dejar el amistoso ante Bélgica pero en el siguiente partido, ya clasificatorio para el Mundial de 2018, salió mediada la segunda mitad y anotó dos goles en apenas quince minutos ante la débil Liechtenstein.

Diego Costa y su gafe con España

Ya desde su primera llamada, Diego Costa tuvo que convivir con la presión de jugar para un país que no era el suyo.

Apenas ocho meses antes que su competidor y con tres años más en su haber, el brasileño debutó con el combinado nacional precisamente ante Italia, el rival del pasado jueves.

No fue hasta su séptima internacionalidad cuándo perforara la meta rival. 514 minutos sin anotar un gol le había puesto en el ojo del huracán, sobre todo ante la irrupción de otros delanteros.

Sin embargo, la confianza de Del Bosque primero y Lopetegui después le ha vuelto a situar como un fijo en las convocatorias, aunque Morata le está pasando por la derecha como demuestran las estadísticas.

Últimas noticias