Primer equipo

REAL MADRID VS VALENCIA: JORNADA 35 DE LIGA

El Valencia hizo todo lo posible por aguar la fiesta al Real Madrid

REAL MADRID
Dani Parejo es amonestado tras aplicarse con dureza en un lance del juego. (EFE)
Comentar

El Valencia no se jugaba nada de nada en el Santiago Bernabéu. El equipo levantino había sellado hace semanas su salvación y no cuenta con ninguna opción clasificarse para competición europea para la próxima temporada. Sin embargo, el conjunto de Mestalla salió al campo madridista mentalizado como si fuese una final y desde el primer momento dejó patente que se iban a dejar el alma para intentar que el club blanco no obtuviese un triunfo sencillo.

El Bernabéu no tardó en darse cuenta de esta circunstancia. Desde el primer momento, Diego Alves fue retrasando todos sus saques de portería hasta el punto de que el coliseo blanco le pitó sin dudarlo y el colegiado Gil Manzano ya le advirtió por su comportamiento antes del cuarto de hora del partido.

El Valencia, lejos de venirse abajo por el gol de Cristiano, se aplicó con dureza en muchos lances del juego llegando a acumular amarilla casi todos los integrantes de la defensa valencianista e incluso el capitán Dani Parejo. El equipo visitante quería jugar con los nervios del Bernabéu y el hecho de que la ventaja seguía siendo corta con el paso de los minutos.

Diego Alves reapareció en escena en la segunda mitad con el penalti a Cristiano Ronaldo. El guardameta brasileño le dedicó un par de comentarios a la estrella del Real Madrid antes de que lanzase la pena máxima y consiguiendo el efecto deseado: fallo de 7 blanco desde los 11 metros.

Los minutos pasaban, el Bernabéu se impacientaba y hasta había unos tímidos pitos. Nani, viendo que el resultado seguía siendo mínimo, demoró su salida tardando casi un minuto en salir del campo cuando fue sustituido por Rodrigo. Y como si lo intuyesen, porque el Madrid no suele acabar con la portería a cero con Keylor, el Valencia logró el gol en el minuto 82.

El Madrid despertó tras el mazazo con un golazo de Marcelo en tres minutos después. Y el karma se volvió en contra de un Diego Alves que se desesperaba por sacar más rápido y viendo que había dos balones en el campo. El Valencia presionó hasta el último segundo, como si se jugasen la vida, pero finalmente no consiguieron lo que se habían propuesto: aguar la fiesta al Real Madrid.

Últimas noticias