Fútbol Club Barcelona

LOS CULÉS SIGUEN CON SU 'DOPAJE ARBITRAL'

Los árbitros han regalado nueve puntos al Barcelona en esta Liga

jugadores-barcelona-rodean-hernandez-hernandez-clasico
Los jugadores del Barça rodean a Hernández Hernández en el Clásico. (Getty Images)
Comentar

Después de que el Barcelona quedara eliminado en la Champions de forma legal, volvió su más que típico dopaje arbitral a la Liga… ¡y en el Clásico! Y es que el conjunto azulgrana sigue vivo a falta de cinco jornadas –seis en el caso del Real Madrid– gracias a Sánchez Arminio, presidente del Comité Técnico de Árbitros, y sus secuaces le han regalado nueve puntos.

Hernández Hernández llegaba al Santiago Bernabéu elegido a dedo. El canario tenía el dudoso honor de haber sido el único colegiado que le había quitado puntos a los culés esta temporada –el gol fantasma ante el Betis (1-1 final)– y eso había que remediarlo, y qué mejor manera que ante su eterno rival para dar emoción a estas semanas que restan.

De este modo, este trencilla por fin se ha unido a la amplia lista formada por Undiano Mallenco, Jaime Latre, Gil Manzano, Clos Gómez e Iglesias Villanueva, que ya habían beneficiado antes durante este curso a los pupilos de Luis Enrique y que persiguen desde que entran en esta profesión.

El primero lo hizo en otro importante estadio como el del Valencia, Mestalla (2-3). El navarro permitió que el Barcelona se llevase tres puntos más de los que merecía no anulando un gol en fuera de juego y perdonándoles una roja.

Unas fechas más tarde volvía a hacer lo propio en el Sánchez Pizjúan ante el Sevilla (1-2) el árbitro que comparte apellido con el humorista y vaya si hizo gracia perdonando un penalti clamoroso en contra. Otros dos puntos de regalo si añadimos que en el primer tanto azulgrana había también posición adelantada.

El Clásico de la ida, uno más

Curiosamente en otra de las visitas más difíciles que hay en el calendario como Anoeta, Gil Manzano les salvó de la derrota frente a la Real Sociedad (1-1) al anular una diana legal que significó a la postre un punto inmerecido más.

Clos Gómez fue el espejo donde se miró Hernández Hernández por el Clásico de la ida, regalando al Barcelona una unidad, ya que no pitó otro penalti más en contra y anotando su único gol ante el Real Madrid en fuera de juego (1-1).

El penúltimo árbitro que le había hecho ganar puntos a los culés en Liga hasta este domingo -además de errores puntuales en victorias claras- era Iglesias Villanueva, que les señaló una pena máxima inexistente a favor en el último minuto del partido ante el Leganés (1-1). Dos puntos gratis más a añadir al dopaje arbitral.

Últimas noticias