Fútbol

DIARIO MADRIDISTA HABLA CON VARIOS PSICÓLOGOS DEPORTIVOS

“Las lesiones de Bale tienen que ver con su cabeza”

“Las lesiones de Bale tienen que ver con su cabeza”
0 Comentar

Gareth Bale no está bien. No está bien porque no sale de una lesión cuando se mete en otra. Tampoco lo está porque no termina de encontrar su lugar en el Real Madrid. Su espectacular primer año, en el que marcó en las dos finales que ganaron y disputaron los blancos, se ha ido diluyendo por culpa de las lesiones y la falta de continuidad. No por una bajada de rendimiento, ya que siempre ha rendido a un nivel muy apto, pero sí por unas dolencias que no le han dejado lucir como merece un jugador llamado a encabezar la generación post Messi y Cristiano.

La última lesión que va a dejar en el dique seco a Gareth durante un mes ha sido una “rotura fibrilar en el tercio medio del músculo aductor largo” de la pierna izquierda. Un problema que apareció en la recta final de la recuperación de la enésima dolencia en el sóleo. El músculo que más le ha machacado. Bale no es capaz de coger una continuidad que necesita imperiosamente y la duda ahora recae en si sus problemas son sólo físicos o también psicológicos.

DIARIO MADRIDISTA se ha puesto en contacto con diferentes profesionales de la psicología deportiva y todos ellos han coincidido en algo: “La lesiones de Bale también tiene que ver con su mente“. “Con la cabeza percibes toda la realidad. Una persona que se lesiona muchas veces tiene puesto su foco negativo. Lo que antes se veía de una forma normal ahora se ve con miedo y se crea más tensión en la musculatura, lo que convierte al deportista en más propenso a sufrir lesiones”, asegura Adrián Quevedo a este medio.

Por lo tanto, el problema de Bale se puede enfocar desde un punto de vista traumático. El galés siempre va a volver a intentar rendir a un gran nivel, ya que es su trabajo, pero por culpa de los temores que tiene a la hora de pensar que va a volver a lesionarse le impiden desarrollar su actividad profesional con normalidad. Esto, a su vez, provoca que sus movimientos no sean naturales y sus músculos rompan con más facilidad.

Calma y entorno

Los especialistas coinciden en que el Real Madrid debe tener paciencia con Gareth Bale. “Se debe ir paso a paso, dejar que se recupere con calma, ya que si no está bien físicamente tampoco podrá estar bien mentalmente, todo está conectado”, explica Carlos Rey, psicólogo de UPAD Psicología y Coaching S.L.

Según los diferentes especialistas, forzar al jugador sólo puede provocar que crezca su ansiedad. Por ello, los servicios médicos del Real Madrid deberían buscar diferentes ejercicios que le hicieran recuperar la confianza, ya que “si no se trabaja esa situación, se va a producir más veces”.

Adrián Quevedo apostaría por “estudiar las emociones”. Lo que siente el jugador en cada momento, no sólo lo que percibe a través de su físico, sino también sus sensaciones mentales, son claves para ayudar a salir a Bale de una espiral que siempre va a terminar igual: con la lesión.

Por otro lado, todos los especialistas dan una especial importancia a su entorno. “Es fundamental tener un círculo social que le ayude mucho. Las lesiones te sacan de tu ambiente deportivo. Te quitan el 80% de tu vida y eso es muy complicado de asumir”, comenta Quevedo.

Carlos Rey también hace especial hincapié en la forma de actuar que debería tener el Real Madrid. “El club tiene la responsabilidad de que el jugador esté bien. Bale está expuesto a un nivel de exigencia muy alto y cada persona lo asimila de una manera”, añade.

Bale y su rendimiento

Bale no es capaz de recuperarse en el Real Madrid, pero sí rinde con Gales. Pudo de ser el líder que guió a su país a las semifinales de la última Eurocopa demostrando un carácter que no enseña en el Madrid. Aquí es donde entra la identidad deportiva. Es decir, el grado en el que un deportista se considera deportista.

Con Gales, Bale lo es todo. Su entorno le ayuda y le sigue. La presión mediática es menor y se siente cómodo. Todo lo contrario le ocurre en el Real Madrid. Mirado siempre con lupa, Gareth siente un “miedo” que le atenaza y le lleva a la lesión. Aquí es donde aparece el estrés.

Numerosos estudios correlacionan el estrés y las lesiones deportivas, en los que se ha visto que los cambios fisiológicos del estrés mantenido produce por un lado fallos en la atención y por otro mayor tensión muscular que hace que tengamos más roturas musculares“, explica Luis Antón, psicólogo deportiva de Ipsia.

Al final, todo está unido. Las múltiples lesiones generan ansiedad, miedo y estrés y, a su vez, las dolencias siguen apareciendo. Todos los especialistas destacan que Bale debe recuperarse bien, ir poco a poco y estar arropado en el Real Madrid, para sentirse feliz y poder volver a ser el futbolista que fascinó en el Tottenham.

Últimas noticias