Fútbol

LUIS ENRIQUE LE CASTIGÓ

El día que Piqué usó el móvil… en el banquillo

Piqué, con el teléfono móvil aquel día en Montilivi.
Piqué, con el teléfono móvil aquel día en Montilivi.
Comentar

Gerard Piqué no podía estar sin pisar un charco, más aún el día en el que Puidgemont en principio iba a declarar la independencia, aunque finalmente se echó atrás y la suspendió. El central del Barcelona esta vez no se mojó en sí sobre política, ni se posicionó, pero sí publicó un mensaje quejándose de que los políticos utilizaran el móvil mientras se decidía el futuro de Cataluña.

“Lo siento, pero es una vergüenza que muchos de los presentes en el Parlamento estén con el móvil mientras se está decidiendo el futuro de Cataluña”, escribió el central del Barcelona, tratando de dar una lección. Sin embargo, rápidamente la red se inundó de respuestas y zascas para el central catalán. Primero fue Rafa Guerrero, que lo puso en su sitio rápido. Y después muchos aficionados le recordaron su famoso episodio también con el teléfono móvil de por medio.

Pillado por las cámaras

Y es que Piqué no puede dar muchas lecciones sobre eso de utilizar el móvil en su lugar de trabajo. Fue el 1 de noviembre de 2014. El Barça jugaba la final de la Supercopa Catalana en Montilivi ante el Espanyol, y el zaguero era suplente. Pero en lugar de estar atento al partido y a sus compañeros optó por entretenerse con su teléfono, tal y como captaron las cámaras.

Su comportamiento dio la vuelta al mundo y no gustó nada a Luis Enrique, entrenador del Barcelona por aquel entonces, que le castigó la jornada siguiente dejándolo fuera de la convocatoria para el partido de Liga ante el Celta. En el club catalán lo consideraron una falta de respeto al rival, a sus compañeros y en definitiva a la entidad. Y Piqué, meses después, reconoció el error y pidió disculpas por el famoso episodio del móvil y también por un altercado que tuvo con la Guardia Urbana.

Últimas noticias