Fútbol

Galáctico después del Mundial

galáctico
El Real Madrid fichará a un galáctico después del Mundial.
0 Comentar

Un Mundial es la mejor pasarela para los futbolistas, y eso bien lo sabe Florentino Pérez. El presidente del Real Madrid está ante uno de sus veranos favoritos, en el que se sentará en el sofá de su salón a partir del 14 de junio en busca del nuevo galáctico.

Después de incumplir la norma no escrita de fichar a una estrella en año electoral -han llegado Theo Hernández y Ceballos además de varios cedidos y canteranos-, la cita de Rusia será diferente dados sus antecedentes.

En su primer Mundial como máximo mandatario blanco (2002), Florentino puso sus ojos sobre el mejor delantero del momento: Ronaldo Nazário. Después de una temporada en el Inter de Milán en la que apenas jugó la recta final debido a que volvía de una de las graves lesiones de su carrera, en Corea y Japón se destapó con ocho goles que contribuyeron en gran parte al ya Pentacampeonato de Brasil. 45 millones de euros entonces no fueron nada comparado con las grandes cantidades que se están pagando en la actualidad.

En 2006, la tarea no recayó sobre él sino en Ramón Calderón, el entonces presidente del Real Madrid. Su visión de negocios no era la misma que la de su homólogo como a la corta se destapó, aunque intentó copiar su fórmula de fichar a un campeón del mundo como fue esta vez Fabio Cannavaro (Italia) de la cita de Alemania siendo el jefe de la defensa azzurra. Los 8 kilos que pagó aprovechando el descenso administrativo de la Juventus de Turín fue una de sus mejores gestiones.

James y Kroos, los últimos ejemplos

Cuatro años después, Florentino Pérez ya estaba consolidado en su segunda etapa como presidente del Real Madrid. El desembolso económico llegó sin embargo un verano antes cumpliendo en su regreso con Cristiano Ronaldo, KakáMourinho era la pieza angular del proyecto y en un Mundial de Sudáfrica que ganó España, ya tenía a algunos de los campeones (Casillas, Sergio Ramos, Arbeloa, Xabi Alonso…), por lo que decidieron que era suficiente.

En 2014, la consecución de la Décima no evitaría que el galáctico llegara también de Brasil, sede de la cita intercontinental, y por partida doble. Alemania se proclamó campeona comandada por un gran Kroos, que llegó casi a precio de saldo del Bayern Múnich (25 millones de euros), no así la revelación de la revelación como James Rodríguez con Colombia del Mónaco (75 kilos).

Ahora, a excasos meses de la máxima competición internacional a nivel de selecciones muchos son los nombres que suenan. Algunos como Kane, Lewandowski o Griezmann ya tienen sellado el pasaporte para Rusia con Inglaterra, Polonia y Francia respectivamente, mientras que lo que ocurra con Argentina y Uruguay decidirá el hipotético futuro de Dybala y Cavani en el Real Madrid.

Últimas noticias