Fútbol

SUPERCOPA DE ESPAÑA: BARCELONA VS REAL MADRID

El ‘método Zidane’ llega al Camp Nou: cinco de cinco en finales

zidane
Zinedine Zidane durante el partido ante el United en la pretemporada en Estados Unidos (Getty)
0 Comentar

Zinedine Zidane ha conseguido callar a los que decían que lo suyo era flor a base de saber gestionar el equipo a la perfección, de dar lecciones tácticas a sus rivales y de títulos. En su año y medio a los mandos del Real Madrid se ha hecho un hueco entre los grandes entrenadores de la historia madridista y, en el Camp Nou, buscará encarrilar el que podría ser su séptimo título con el conjunto blanco desde el banquillo.

Precisamente, en el estadio del Barcelona, el técnico madridista se crece. En sus dos visitas anteriores, nunca ha perdido. La primera vez, en la 15-16, el conjunto blanco se metió de lleno en la pelea por la Liga cuando parecía que el Barça se la llevaría de calle. No fue fácil, pues los blancos tuvieron que remontar un gol de Piqué, pero finalmente se llevaron la victoria por un 1-2, gracias a los tantos de Benzema y Cristiano.

La pasada campaña, cuando el Madrid menos lo merecía, encajó un gol que sentó como un jarro de agua fría. Apelando a la épica a la que acostumbraron a la afición el curso pasado, apareció Ramos en el último minuto para poner el gol del empate. Un empate que, viendo la tabla al término del campeonato, fue vital para que el conjunto madridista levantara su 33ª Liga.

De momento, Zidane mantiene el casillero de derrotas impoluto en el Camp Nou. Tan limpio como en las finales. Y es que los de Chamartín, de la mano de su técnico, han llegado a cinco finales en los dos últimos cursos… y han ganado todas.

Experto en finales

De momento, el balance de finales disputadas y títulos ganados de Zizou al frente del conjunto blanco es arrollador: cinco de cinco. Primero, en una temporada en la que parecía nefasta, no sólo peleó al Barça la Liga hasta el final, sino que llegó a la final de Champions y venció al Atleti. Después vino la Supercopa frente al Sevilla y el Mundialito ante el Kashima Antlers.

Todas ellas se resolvieron en la prórroga. Hasta que llegó la Juventus. El recital de los de Concha Espina fue tal, que hicieron cuatro goles a un equipo que sólo había encajado dos durante la competición. Por último, el conjunto blanco se proclamó supercampeón de Europa tras vencer al United de Mourinho.

En el Bernabéu se les da muy bien llevar a la práctica eso de que “las finales no se juegan, se ganan“. El domingo tendrán otra oportunidad de demostrarlo, aunque está vez será a doble partido, por lo que un pequeño traspié tendría remedio en la vuelta, que se disputará en la capital. Aun así, el francés buscará dar otro golpe de autoridad, en un estadio en el que ‘su flor’ continúa intacta.

Últimas noticias