Fútbol

El Real Madrid evitó que Cristiano hiciera una declaración pública

cristiano
Cristiano manda callar a la prensa durante el entrenamiento. (AFP)
Comentar

Cristiano Ronaldo tenía previsto hablar con la prensa tras su declaración ante la jueza Mónica Gómez Ferrer, pero el Real Madrid le solicitó que no lo hiciese. Todo estaba preparado para que el portugués hablase ante más de 300 periodistas que se agolpaban a las puertas de los Juzgados de Pozuelo de Alarcón, sin embargo, sólo apareció el portavoz de Gestifute Iñaki Torres para decir que “todo había ido bien”.

El Real Madrid, que había traído a algunos empleados de seguridad del club para proteger a Cristiano, pidió al portugués que no hiciese el comunicado público que tenía previsto. El delantero pagó de su propio bolsillo un atril y unos focos de cine antes de hacer una declaración pública que nunca llegó.

Hay que recordar que la Fiscalía acusa a Cristiano Ronaldo de crear una estructura societaria para defraudar 14,7 millones de euros de forma “consciente” y “voluntaria” y le imputa cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014.

El despacho de abogados Baker&McKenzie, que asesora a Cristiano desde que tuvo conocimiento de la denuncia, basará la defensa del futbolista en diferencias de criterio sobre la valoración de los derechos de imagen obtenida en España. Cristiano tiene previsto hacer una declaración oficial al término de su comparecencia en el Juzgado para demostrar que los derechos de imagen del futbolista son de anuncios y eventos realizados por compañías que difunden su imagen fuera de España y por tanto no deben ser contemplados en el país donde reside ahora. Sus representantes han encargado un informe a la consultora Nielsen con datos para su defensa.

El informe Nielsen dictamina que sólo el 6,1 por ciento de los ingresos cobrados por derechos de imagen de Cristiano Ronaldo son de “fuente española” y además el 98 por ciento de sus seguidores de Facebook y el 91 por ciento de las conversaciones en Twitter sobre CR7 se producen fuera de España, según el estudio al que ha tenido acceso Efe.

Cristiano Ronaldo, explican fuentes de su equipo jurídico, llegó al Real Madrid en 2010 y se acogió a la ley de impatriados, condición que mantuvo hasta el 31 de diciembre de 2015, y tributa por la parte de los derechos de imagen obtenidos en España, con el mismo criterio que lo hacía en el Reino Unido -el 20 por ciento-, que es el porcentaje fijado por la inspección de la Agencia Tributaria británica. Este dato (6,1 por ciento) es uno de los argumentos que maneja la defensa del futbolista para ilustrar las diferencias de criterio entre los asesores de Cristiano y Hacienda en España.

Últimas noticias