Fútbol

OCHO GOLES ENCAJADOS Y TRES A BALÓN PARADO

Un Madrid bajo en defensas

Real Madrid
Sergio Ramos trata de evitar el gol de Rakitic. (Getty)
Comentar

El nota general del Real Madrid esta temporada es un necesita mejorar evidente. Tres partidos, ninguna victoria y dos derrotas, una de ellas abultada ante el Manchester City. Los hombres de Zidane están pagando la carga de trabajo a la que les está sometiendo Antonio Pintus, pero también hay que reconocer que están teniendo unos despistes, sobre todo defensivos, que les penalizan en exceso.

Lo blancos han encajado ocho goles en los tres partidos que han jugado hasta el momento. Uno les hizo el Manchester United, cuatro el Manchester City y tres el Barcelona. Es decir, Keylor Navas o Kiko Casilla han tenido que recoger el balón cada 33 minutos. Unos números muy alarmantes que dejan en evidencia que la zaga defensiva del Madrid se debe ajustar cuanto antes.

La gran mayoría de estos goles se han visto acompañados de una falta de contundencia que denota que la zona de atrás blanca no está ni mucho menos cerca de su nivel. Por ejemplo, la jugada de Martial en el primer encuentro, el gol de Sterling o la sencillez con la que Neymar y Messi hicieron saltar por los aires la defensa en el Clásico son un fiel ejemplo de esto.

Además, otro dato que llama mucho la atención es que tres de las ocho dianas recibidas han llegado en jugadas a balón parado. Dos hizo el City y una el Barcelona con un remate de Piqué libre de marca en el área que sirvió para que los azulgranas se llevasen el partido. En una faceta tan de equipo como son las jugadas de estrategia, donde la defensa no es la única culpable, el actual campeón de Europa hace aguas por el momento.

Un Madrid bajo en defensas
Gerard Piqué remata sólo para hacer el 2-3. (Getty)

El Real Madrid de Zizou se ha caracterizado en este año y medio donde el galo ha estado al mando por ser una escuadra tremendamente seria en los balones parados. El año pasado muy pocos equipos fueron capaces de sorprender a los de Chamartín de esta forma y Zidane quiere recuperar cuanto antes ese nivel.

El Real Madrid todavía tiene por delante nueve días hasta el 8 de agosto, fecha marcada en rojo ya que deberán disputar el primer título del año: la Supercopa de Europa ante el United. Con un amistoso todavía de por medio ante un combinado de la MLS, Zidane y su cuerpo técnico confían en llegar a Macedonia con los deberes mucho más hechos. 

Últimas noticias