Fútbol

Kovacic y Asensio se hacen sitio

Asensio
Mateo Kovacic y Marco Asensio contra el Barcelona. (realmadrid.com)
Comentar

Mateo Kovacic y Marco Asensio fueron los dos mejores (y goleadores) del Real Madrid en El Clásico de Miami. Zidane apostó por ellos en su once titular y no le defraudaron. Tras el fuerte inicio del Barça con dos goles en apenas siete minutos, el croata tomó las riendas del equipo y tiró de él para darle la vuelta al encuentro. Anotó el primer tanto de los suyos y asistió a Asensio en el segundo.

Ambos rindieron a un gran nivel como vienen haciendo toda la pretemporada. El croata ha demostrado ser el centrocampista más en forma del equipo y el más regular en estos tres partidos y en Concha Espina le consideran intransferible. En las dos temporadas que lleva ya ha dado muestras de su enorme calidad, pero este verano ha dado un salto y se ha convertido en una de las grandes sensaciones de la pretemporada.

No se arrugó en ninguno de los tres partidos, especialmente contra el eterno rival. Dirigió el juego del equipo junto a su compatriota Luka Modric como un director de orquesta de primer nivel. Asensio le acompañó y entre los dos volvieron loca a la defensa azulgrana. Al mallorquín no le tembló el pie a la hora de empatar el partido. Recibió el pase de Kovacic y con sangra fría controló de manera magistral para posteriormente engañar a Cilessen y poner el 2-2.

Kovacic es el comodín de Zidane, puede jugar en cualquier posición del centro del campo. Cuando falta cualquiera de los pilares de es zona el técnico siempre tira del croata para reemplazarle. Sus buenos minutos se podrían ver recompensados en forma de un puesto de titular en la Supercopa de Europa, el primer título y partido oficial de la temporada.

Asensio, el pequeño Cristiano

Por su parte, el mallorquín, está demostrando que está preparado para tener más galones. Si la pasada campaña, con los minutos que jugó, ya demostró un descaro y una calidad que pocos tienen a su edad. Esta temporada Zidane le quiere dar más minutos y más responsabilidades.

En su primer año marcó en todas las competiciones que jugó y en todas en su debut. Además anotó goles importantes como el de la Supercopa de Europa frente al Sevilla o en la final de la Liga de Campeones ante la Juventus.

Su desparpajo y su calidad le han convertido en objeto de deseo de media Europa. Ante el Barça volvió a hacer gala de sus cualidades. Tiene zancada, gol, desborda y no se arruga ante ningún rival. Es como ver al propio Cristiano Ronaldo con 11 años menos.

Últimas noticias