Fichajes

SU DESCUBRIDOR DESVELA LOS CONTACTOS

El Real Madrid pregunta por Lucas Fernandes, el sucesor de Kaká

lucas-fernandes-celebra-gol-sao-paulo
Lucas Fernandes celebra un gol con el Sao Paulo. (Getty Images)
Comentar

Brasileño, mediapunta y criado en la cantera del Sao Paulo: Lucas Fernandes lo tiene todo para ser el nuevo Kaká. El joven jugador de 19 años estaría llamando la atención del Real Madrid, tal y como ha revelado su primer entrenador Jesús Moreira, con el que todavía mantiene amistad, en la televisión nacional Globoesporte.

“Un tipo ligado al Real Madrid descubrió mi contacto y me llamó. Hablamos tranquilamente. Él quería información sobre Lucas. Le dije que él es un niño centrado, muy talentoso y que está jugando bien. Es bueno con el balón”, afirmó el que también fuera el valedor de Casemiro en la cantera Tricolor.

El natural de Sao Bernardo do Campo, municipio de la ciudad, fue el héroe de la Copa Libertadores sub-20 en 2016 al anotar el único gol de la final, lo que le valió para subir al primer equipo Paulista donde disputó cinco partidos en la SErie A brasileña, marcando otro tanto. Sin embargo, una grave lesión de ligamentos frenó su progresión hasta estos últimos meses, donde Lucas Fernandes se ha vuelto a destapar en seis encuentros en la élite carioca, haciendo una nueva diana.

Moreira también desveló que fue cuestionado por el precio de la joya de la corona de Sao Paulo: “Me preguntó sobre el valor de su pase, ya que estaba en Sao Paulo, quería saber más sobre él”. Según la web especializada Transfermarkt costaría 750.000 euros, cantidad bastante asequible para las arcas madridistas.

El caso Galván no gusta

Las relaciones entre el Real Madrid y el Sao Paulo no son tan buenas como se querría para llegar a un hipotético acuerdo para el pase de Lucas Fernandes. Su compatriota y también compañero de club, Augusto Galván, es el ejemplo más claro: el jugador rechazó la oferta de renovación y fue apartado durante casi año y medio hasta que cumplió la mayoría de edad y se fue a España.

Ahora bien, el nuevo Kaká (por todo lo que se parece tanto futbolísticamente como en nacionalidad, posición y club), acaba contrato el 31 de diciembre de 2018 por lo que cuando el río de Concha Espina suena, es que agua lleva seguro y más cuando se refieren a jóvenes promesas.

Últimas noticias