Fútbol

MALOS RECUERDOS DEL ÁRBITRO ITALIANO

El italiano Rocchi, que perjudicó al Madrid contra el City y el Wolfsburgo, pitará la Supercopa

El italiano Rocchi, que perjudicó al Madrid contra el City y el Wolfsburgo, pitará la Supercopa
Rocchi expulsa a Arbeloa en un partido de Champions. (Getty)
Comentar

La UEFA ha designado al árbitro italiano Gianluca Rocchi para impartir justicia en la Supercopa de Europa, que el Real Madrid y el Manchester United disputarán el 8 de agosto en el Estadio Nacional Filipo II de Macedonia.

Rocchi ha dirigido en tres ocasiones al Real Madrid con resultado desigual: un empate frente al Manchester City (1-1) y una victoria frente al Apoel (5-2) en 2012, y una derrota ante el Wolfsburgo (2-0) en la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones 2015/16.

Primero contra el City

Ante el Manchester City y el Wolfsburgo sus actuaciones perjudicaron de manera clara al Real Madrid. El 21 de noviembre de 2012, los blancos visitaban el Etihad Stadium del Manchester City con el objetivo de poder seguir en la pelea por el primer puesto del grupo D de la Liga de Campeones ante un rival prácticamente desahuciado en la competición, que sólo podía aspirar a meterse en Europa League.

El conjunto merengue se adelantaba merced a un tempranero gol de Benzema, hasta que apareció Rocchi. El natural de Florencia quiso tener el protagonismo que le estaba quitando el Real Madrid con su triunfo momentáneo, primero no señalando un claro penalti sobre Cristiano Ronaldo pasada la hora de juego que habían visto todos los asistentes al estadio inglés menos él. Poco después sí concedió pena máxima en un forcejeo de Arbeloa con Agüero dentro del área que además significó la expulsión del lateral derecho blanco en ese partido.

José Mourinho, el entrenador merengue en aquella época, tuvo que callar prácticamente obligado: “Tengo que estar tranquilo porque todavía tengo una sanción pendiente de la UEFA…”. Sí habló el capitán del Real Madrid, Iker Casillas: “Alguna decisión del árbitro nos ha perjudicado”.

Y luego el Wolfsburgo

En el partido de ida de cuartos de final de Champions League frente al Wolfsburgo, el italiano Gianluca Rocchi volvió a perjudicar al Real Madrid en tres acciones clave que marcaron el desarrollo del encuentro. El equipo dirigido de Zidane salió al Volkswagen Arena muy enchufado y con la intención de abrir pronto el marcador, algo que hubiera ocurrido si el árbitro no hubiese anulado un gol legal a Cristiano Ronaldo en el minuto 1. El portugués estaba en línea y este fue el primer gran error.

Un minuto después, Gareth Bale recibió un balón en el interior del área del equipo alemán y Luiz Gustavo le arrolló por detrás en su intento por robarle el balón. El mediocentro brasileño llegó tarde y el árbitro debió señalar penalti, pero de nuevo se equivocó en contra del conjunto merengue. Pero la cosa no quedó ahí.

Rocchi señaló penalti de Casemiro sobre Schürrle en el minuto 16, una pena máxima inexistente ya que el delantero alemán fue el que en su intento de golpear el esférico le dio una patada al jugador brasileño, que simplemente le estaba achicando para evitar su disparo.

Una vez finalizado el encuentro, varios jugadores blancos atendieron a los medios de comunicación y no pudieron ocultar su indignación por la enésima actuación arbitral que perjudicó al equipo. “No estamos teniendo buena racha con los árbitros, espero que cambie a favor”, dijo Sergio Ramos. Por su parte, Jesé fue incluso más tajante en sus declaraciones: “El árbitro hoy no ha estado bien, ha sido lamentable”.

El florentino, de 43 años, es árbitro internacional desde 2008 y ha dirigido 72 partidos de competiciones de la UEFA. En la Supercopa estará acompañado por los árbitros asistentes Elenito Di Liberatore y Mauro Tonolini, los árbitros asistentes adicionales Davide Massa y Massimiliano Irrati y el árbitro reserva Riccardo Di Fiore. Un francés, Clément Turpin, actuará como cuarto árbitro.

Últimas noticias