Fútbol

EL GALÉS TIENE QUE EVITAR LAS LESIONES

El plan Bale

El plan Bale
Comentar

Gareth Bale es un jugador estratégico para el Real Madrid y por eso el club blanco le amplió hace poco su contrato hasta el 2022 con la pertinente mejora salarial. En la planta noble del Bernabéu confían plenamente en su capacidad para ser el heredero de Cristiano, el jugador franquicia cuando el portugués baje el nivel o decida irse, pero el galés tiene que dar un paso adelante y, lo que es más importante, tiene que cortar la sangría de lesiones.

Bale no lo pasó nada bien durante la pasada temporada por ese motivo. No entiende por qué sufre tantas dolencias si vive por y para el fútbol, se cuida la alimentación, el descanso, entrena al máximo, se deja asesorar… Pero no hay tiempo para lamentarse en demasía, por lo que Zidane, Antonio Pintuos y los médicos del club merengue van a diseñar un plan específico para que el Expreso de Cardiff vuelva a su mejor nivel, para que vuelva a ser ese Bale desequilibrante de hace dos años o del inicio del curso pasado.

Parte 1: Descanso

El verano pasado, a Bale se le juntó la siempre larga temporada con el Real Madrid con la Eurocopa con Gales, de la que tiró del carro siendo el gran héroe. Fue un año durísimo y esa acumulación de minutos afecta al físico. El estrés y el cansancio acumulado pueden desembocar en lesiones, por lo que es muy importante que el británico descanse bien y tenga unas vacaciones tranquilas antes del volver al tajo.

Parte 2: Prevención

El departamento médico y los fisios van a preparar un trabajo específico de fisioterapia y potenciación de los grupos musculares asociados a las zonas de riesgo de Bale para evitar lesiones musculares. El galés ha sido operado del tobillo dos veces, y el sóleo siempre le da problemas, por lo que se va a intentar que los músculos de esas zonas y los antagónicos tengan la mayor fuerza posible para prevenir lesiones durante la temporada.

Parte 3: No forzar

Gareth Bale es un jugador explosivo con una musculatura potente, pero que tiende a sufrir problemas de sobrecargas, roturas y similares. Tiene un tren inferior tremendo y la explosión de los músculos tanto en carrera como a la hora de disparar a puerta le puede llevar a sufrir lesiones. Por todo ello, es muy importante que a la mínima molestia que tenga, tanto los médicos como los fisioterapeutas lo sepan y le traten. El club ya le ha hecho ver que en esos casos debe parar y no forzar, y así se evitarán casos como el del Clásico de la segunda vuelta, para el que forzó y en el que volvió a romperse.

Últimas noticias