Fútbol

EL CENTRAL LLEGA TRAS FOGUEARSE DE FORMA EXITOSA EN OTRO CLUB

Vallejo, el último en sumarse a la ‘Fórmula Carvajal’

jesus vallejo
Jesús Vallejo durante un partido con el Eintracht. (Twitter)
Comentar

La incorporación de Jesús Vallejo no hace más que confirmar que el Real Madrid ha dado con la tecla. La política llevada a cabo por el conjunto blanco, en los últimos años, consiste en peinar el mercado en búsqueda de promesas que aseguren al club una continuidad exitosa en el futuro. Vallejo no es más que el último ejemplo de que funciona. A la entidad, desde que está presidida por Florentino Pérez, se le ha cuestionado respecto al proyecto deportivo. Los blancos se erigían a base de galácticos de talla mundial. Sin embargo, la globalización del mercado futbolístico les ha llevado a imponer una estrategia distinta, que ha resultado ser la fórmula perfecta.

Nadie puede dudar, a día de hoy, que Zinedine Zidane goza de la mejor plantilla y del mejor fondo de armario. Un banquillo basado en jóvenes promesas en las que el Real Madrid invirtió una cantidad de dinero, nada comparable al rendimiento que puede llegar a sacar.

El nuevo central madridista fue fichado hace dos veranos por la disciplina de Chamartín. Entonces se decidió que lo mejor era que continuara una campaña más en la entidad maña. Esta temporada, el defensa fue cedido al Eintrach de Frankfurt. Al comienzo del curso, la calidad de Vallejo le hicieron ganarse la titularidad y los halagos de toda la Bundesliga. No era habitual en un chaval de su edad el rendimiento que mostraba. Su caso se asemeja bastante al de dos actuales jugadores de la primera plantilla. Uno por el recorrido llevado y otro por el destino.

Marco Asensio está causando sensación en la parroquia blanca. El caso del balear es el que más se asemeja al del zaguero. El mediocentro fue fichado del Mallorca, donde el conjunto blanco le dejó hasta finalizar la temporada. Sin duda, el tiempo ha demostrado que era una joya que los de Concha Espina debían atar. En su siguiente campaña fue su debut en Primera, con el Espanyol. Su talento mostrado fue recompensado, como en el caso del aragonés, con su vuelta al club.

Un modelo a seguir

Pero la fórmula aplicada por los de Valdebebas en los últimos años viene de lejos. Todo comenzó en 2012, con Carvajal. El lateral abandonaba la disciplina madridista tras ascender con el Castilla a Segunda división, rumbo también a la Bundesliga. El Madrid se guardó una opción de recompra con el Bayer Leverkusen que ejerció al año y, a día de hoy, el lateral está consolidado como uno de los mejores carrileros diestros del mundo, sino el mejor.

Con Casemiro se repitió una operación parecida. El brasileño llegó al primer equipo en la 13-14, pero ese verano se marchó al Oporto. Volvió la siguiente temporada, después de foguearse en la liga portuguesa. Hoy, es un fijo en el once de Zidane.

El caso de Morata es parecido. A pesar de que el delantero abandonará el club en este mercado estival, el conjunto madridista le mandó a la Juventus tras un año bajo las órdenes de Ancelotti. Tras dos años en Italia, volvió para realizar unos números escandalosos esta campaña.

Lucas Vázquez llegó al Real Madrid previo paso por el Espanyol. Integrante de aquel filial que subió de categoría, el jugador regresó al Bernabéu sin hacer mucho ruido. El conjunto blanco encontró en él al mejor revulsivo posible. Grabado queda en la memoria de la afición su frialdad a la hora de lanzar uno de los penaltis que le dio la Undécima al Madrid.

El patrón llevado a cabo por la institución de La Castellana no parece acabar aquí. En el seno del club han comprobado que funciona y, tras Vallejo, será Marcos Llorente el siguiente en desembarcar. Zidane necesita un recambio para Casemiro y qué mejor que el centrocampista que ha causado sensación en LaLiga. De hecho, el canterano fue el primero en darle la bienvenida a Theo Hernández.

Sin embargo, Llorente puede que no sea el último en regresar. Ante la salida de Mariano y con la marcha de Morata cerca de concretarse, haría falta alguien para ocupar una plaza en la delantera. Este sería Borja Mayoral. El parleño se fue cedido al Wolfsburgo el pasado verano y, ahora, podría ponerse a las órdenes de Zidane.

Últimas noticias