Fútbol

Morata cumple 24 años de madridismo

Morata cumple 24 años de madridismo
morata-1-ok
0 Comentar

Álvaro Morata cumple 24 años y lo hace como una de las estrellas de presente y futuro del Real Madrid. Se podría decir, sin miedo a equivocarnos, que el delantero ha cumplido un tercio de su vida de blanco ya que llegó a las categorías inferiores del conjunto de Chamartín en 2008, es decir, hace ocho años.

El madrileño se incorporó al Juvenil C del Real Madrid y muy pronto comenzó a despuntar como un gran delantero centro con un fortísimo juego aéreo y una proyección espectacular en el juego de espaldas y con los pies. No le costó mucho tiempo ascender al resto de categorías hasta que en el año 2010 recaló en el Castilla, filial blanco, en uno de los mejores equipos -si no el mejor- que ha tenido el segundo equipo madridista en los últimos años.

Morata celebra un gol en las categorías inferiores blancas.
Morata celebra un gol en las categorías inferiores blancas.

Allí, compartió delantera con otros jugadores como Jesé, Joselu o Cheryshev, formando un Real Madrid Castilla temible y que, a la postre, acabó consiguiendo el soñado ascenso a Segunda División. Pero aquel año 2010 será inolvidable para Morata por su debut con el primer equipo. Se produjo el 12 de diciembre de 2010 en un Zaragoza 1-3 Real Madrid y le sirvió como trampolín para contar con el apoyo de Mourinho tanto en entrenamientos como en convocatorias y algún que otro partido.

Siendo aún jugador con ficha federativa del Castilla, Mourinho le hizo habitual en sus convocatorias para la Copa del Rey en el año 2011 -torneo que acabaría levantando- y, más tarde, para la Liga, en el 2012, que acabó ganando el equipo madridista en la bautizada “Liga de los récords” por haber conseguido 100 puntos y 121 goles. Posteriormente, Morata ha disfrutado ganando una Champions League, una Supercopa de Europa, una Supercopa de España y otra Copa del Rey (ante el Barcelona al igual que la de 2011).

Morata, en un partido con un filial blanco.
Morata, en un partido con un filial blanco.

Tras contar con pocos minutos en la temporada 13/14 y temiendo que su proyección pudiera quedar estancada, tanto el club como él acordaron que lo mejor sería una cesión a algún equipo potente de Europa como fue la Juventus de Turín. El Real Madrid lo traspasó por 21 millones de euros pero se guardó una opción de recomprar que podría ejecutar los dos primeros años del delantero en el club transalpino.

Y así sucedió. Morata se destapó en la ‘Vecchia Signora’ como un gran delantero centro llevando a los italianos hasta una final de Champions, camino en el que se cruzó con el Real Madrid donde tuvo un papel protagonista y decisivo ya que anotó, en el Santiago Bernabéu, el gol que daba el pase a la final a los ‘bianconeros’ pero que eliminaba al equipo de sus amores.

Su buena actuación en el conjunto turinés le valió su primera convocatoria y debut con la selección que se produjo en el estadio del Nuevo Colombino de Huelva el 15 de noviembre de 2014. Morata ya se había convertido en un delantero referencia en el fútbol europeo y muchos equipos de los más importantes del continente querían hacerse con sus servicios llegando a ofrecer cifras mareantes.

Fue entonces cuando el Real Madrid dio un golpe encima de la mesa y repescó al madrileño en junio de este mismo año, justo antes de que participase con España en la Eurocopa de Francia. Su inicio de temporada está siendo espectacular. Se favoreció de la lesión de Karim Benzema en la pretemporada para disfrutar de minutos y está desplegando su mejor fútbol cuando Zidane le da la oportunidad. En este curso ya lleva tres goles y suma 14 en los 64 encuentros que ha disputado con el primer equipo.

El delantero ha llegado, en este punto, a su mejor momento deportivo y lo hace con el cariño de la afición y la confianza de Zinedine Zidane. Cumple 24 años y lo hace de blanco, erigiéndose como un goleador de presente y futuro del Real Madrid. Y que sea por mucho tiempo.

Últimas noticias